Blog

Computadores para universitarios

feb 20, 2013

Schoolchildren learn to use the new computers

Hay quienes dicen que la basura de un hombre equivale al Tesoro de otro.  Puede ser que este adagio no resulte tan cierto, pero si lo es cuando se trata de dar computadores a los estudiantes de Timor Leste.   

Cuando una socia Kiwanis, empleada de Bell Potter, compañía que analiza valores y finanzas, se enteró de la fusión de la compañía, supo exactamente a donde enviar 180 computadores de escritorio sobrantes, pues la compañía consolidaría su inventario. Después del conflicto armado de 1999 que dio paso a la independencia de Timor Leste (conocido también como Timor Oriental), el Distrito en formación de Australia recibió una solicitud de ayuda, a la cual respondió con un programa de 10 años para proveer leche a los niños de Timor Leste.  Haciendo uso de estas conexiones, Kevin Wood, coordinador del proyecto, dispuso de inmediato darle un nuevo hogar a los computadores de Bell Potter. 

Wood dice: “Después de haber estado allá muchas veces y escuchado la arenga de los estudiantes locales pidiendo acceso al aprendizaje de computación, con humildad me emociono ante este gigantesco salto hacia las perspectivas de su educación”.  

Coordinando múltiples viajes con una compañía de mudanzas que donó su tiempo a los proyectos, un pequeño grupo empacó, entregó e instaló computadores en un puñado de locales de trabajo cuidadosamente seleccionados, la lechería y las universidades de Los Salesianos de Don Bosco en Fuiloro, Comoro, Laga, Lospalos y Maliana- muchos de los cuales son conocidos por proveer la mayor parte de los servidores públicos a la nueva nación.    

El Padre José comparte el positivismo de Wood acerca de los resultados de la donación. “Definitivamente, los computadores organizados por Kevin son una bendición para nuestros estudiantes.  Por primera vez, muchos de ellos tienen la oportunidad de tocar un computador.  Apenas están aprendiendo”  –Courtney Meyer 

blog comments powered by Disqus