Blog

Ellos también alcanzaron sus sueños

mar 13, 2013

Kiwanians cut a ribbon to ceremoniously open the new park

El Club Kiwanis del centro de Springfield, en Missouri, es conocido por abogar por los niños con discapacidades. En 1937, el club inauguró en Springfield la primera escuela para niños con discapacidades físicas y la financió por muchos años hasta que finalmente pasó a formar parte del sistema público escolar. El único parque de juegos infantiles “accesible” a estos niños se encontraba allí… entonces.

Años más tarde, el club contempló la idea de crear, en un área pública, un parque de juegos infantiles que incluyera a todos los niños, sin excepción. La junta local de parques recibió bien la idea, aceptó asociarse con el club y proporcionó planos de juegos infantiles, presupuestos y un área para la instalación de los juegos en el Parque Jenny Lincoln Park. Los diseños incluían rampas, paneles interactivos al nivel del piso y superficies amortiguadas, con fácil acceso para los niños en sillas de ruedas. Se colocaron columpios adaptados que cumplen con las normas de la ley para Estadounidenses con Discapacidades (ADA, Americans with Disabilities Act) y se agregó una rampa en el estacionamiento.

A pesar de que la fundación del club se comprometió a donar USD 11.000, su objetivo de USD 100.000 no era muy fácil de alcanzar.

“Fue un proyecto intimidante, uno de los más grandes que el club  había enfrentado en muchos años”, dijo la tesorera del club, Carol Cruise. “Nuestro primer obstáculo era lograr que todos los socios aprobaran el proyecto, ya que implicaba mucho trabajo y un gran compromiso. En ese entonces, contábamos con sólo 40 socios. Nos asustaba a la mayoría de nosotros porque teníamos miedo al fracaso”.

Sin embargo, la perseverancia, los subsidios, dos eventos importantes para recaudar fondos y las donaciones personales y empresariales ayudaron a recaudar, en tan sólo dos años, la suma que necesitaba la Junta del Parque del condado de Springfield-Greene. En un año más ya se habían terminado los cambios en los juegos infantiles y del parque. El autobús lleno de alegres niños con necesidades especiales de la escuela primaria local  llegó al evento, y  la alegría y  el agradecimiento que mostraron a los líderes de la comunidad hicieron que todo este esfuerzo valiera la pena.

“Al final, nuestro  éxito fortaleció a nuestro club. No estamos listos para enfrentar otro proyecto de este tamaño, pero ahora creemos que podemos hacer lo que sea, si nos lo proponemos”, dijo Cruise.  – Courtney Meyer

blog comments powered by Disqus