Blog

Un títere de regalo

abr 03, 2013

Tiny teddy finger puppets

Para la mayoría de las personas, el terremoto ocurrido en febrero del 2011 parece ser solo una noticia pasada. Sin embargo, para los residentes de Christchurch (Nueva Zelandia), especialmente para los niños, la normalidad todavía está ausente en sus vidas. La primavera en la ciudad de Christchurch era símbolo de narcisos florecidos y de familias que se paseaban por los parques; pero desde que ocurrió el terremoto, se necesita más que el sol para alegrar el espíritu de los pequeños cuyas vidas dieron un vuelco repentino.

Patsy Hill, una socia del club Kiwanis Takapuna (Nueva Zelandia) sentía que cada persona que conocía estaba conmocionada por aquel desastre natural. Como abuela dedicada a los niños pequeños y como persona involucrada en un programa que ayuda a los niños  en duelo, ella decidió transmitir un mensaje de esperanza.

Doce clubes respondieron a su llamado, y con Hill como presidenta del proyecto del distrito, comenzaron a coser y rellenar muñecos sanadores y primaverales, hechos con telas floreadas. Tres socios del club Kiwanis de Takapuna manejaron más de 1.078 Km. para llegar a Christchurch y distribuir los 1.059 muñecos —- hechos por todos los Kiwanis de la Isla del Norte, de Nueva Caledonia y de Tahití— - a los niños del jardín de preescolar, del jardín de cinco y de las demás instituciones infantiles del lugar.

“Fue muy conmovedor ver el `brillo´ en los ojos de aquellos niños reservados cuando llegamos por primera vez”, recuerda Hill.

Pero los socios Kiwanis no se detuvieron ahí. Deseosos de que los niños y sus familias no se sintieran que el mundo los había olvidado, Hill comenzó otro proyecto: hacer títeres de dedo con forma de ositos. Cinco clubes hicieron cerca de 900 títeres que distribuyeron después de las vacaciones de verano cuando los niños regresaron a la escuela. Asimismo, les entregaron ropa y mantas recolectadas y hechas por otros clubes.

“Ha sido tan divertido ver los  pequeños rostros encantados de los niños, a medida que se ponían sus títeres y los comparaban entre ellos”, dijo Lynda Spittle del club Kiwanis de North West Christchurch. “De hecho creo que las maestras estaban tan contentas como ellos … Muchas gracias en nombre de todos los niños que recibieron y recibirán estos presentes. La sonrisa en sus rostro no tiene precio”.  Courtney Meyer

A child with puppets

Proyecto práctico:
¿Está interesado en participar en el proyecto para hacer títeres de dedo? Vea el molde del títere de dedo en línea.

blog comments powered by Disqus