Blog

Generando fondos para una buena causa

abr 24, 2013

East Hawaii Kiwanians & their sponsored CKI members at the YMCA

Con esfuerzo y con los fondos de Kiwanis se logró que el gimnasio Island of Hawaii YMCA incluyera, este año,  a más niños en sus programa.

El club Kiwanis de East Hawaii fue contactado por la Fundación Harry and Jeanette debido a su destacada participación en la comunidad. La Fundación le informó que otorgaría un cheque de USD10.000 a las organizaciones sin fines de lucro que llevaran a cabo un proyecto para otra organización sin fines de lucro, cuyo objetivo fuera ayudar a los niños de la comunidad. La Fundación Weinberg se enfoca en ayudar a las personas y a las familias vulnerables y en desventaja económica, entregando donaciones a las organizaciones de servicio. El club Kiwanis optó por beneficiar al gimnasio Island of Hawaii YMCA, que trabaja para  dar respuesta a las necesidades de salud y otras, de las familias y los niños de la comunidad. Los servicios que prestan van desde el cuidado de niños antes de empezar y después de terminar el día escolar y actividades para promover el bienestar y la salud.

Pero, la donación del club al centro no solo fue económica. Con la ayuda de los socios del club Cirlcle K de la Universidad de Hawaii (Hilo) que patrocinan, el club comenzó con la renovación de las paredes del edificio limpiándolas y pintándolas y con la restauración de los baños.

La importancia del trabajo, que fue arduo por lo  sucio del lugar, no  fue  en vano para aquellos a quienes ayudó. 

“El proyecto de reconstrucción y pintura para restaurar el YMCA Waiakea era difícil, especialmente si se tiene en cuenta las dificultades que las organizaciones sin fines de lucro enfrentan para obtener fondos”, explica el Kiwanis Delmar Kleckner. “El proyecto le dio la oportunidad a los socios Kiwanis y a los del Circle K de conocerse mejor y de trabajar juntos. El programa que se ofrece para los niños antes de entrar a la escuela sirve a varias familias de la comunidad de Hilo. El tener un lugar limpio, seguro y bien mantenido permite que el servicio brindado y necesario sea mucho mejor”.

Hunter Birshop, otro de los socios, está de acuerdo con el enunciado. “Es un gran placer participar de estos proyectos Kiwanis”, reflexiona. “Realmente uno comienza a comprender el verdadero espíritu de aloha (la compasión) cuando ve que varias personas se unen para alcanzar un mismo fin. ¡Imua (continúa trabajando con un propósito) Kiwanis”!

El gimnasio YMCA está más que agradecido por el trabajo de amor y servicio recibido.

“Anualmente servimos a alrededor de 2.500 niños, entre 3 y 18 años de edad”, dice Fred Yamashiro, Gerente General y Financiero del centro Island of Hawaii YMCA. “Aproximadamente el 80 por ciento de los niños provienen de familias de bajos recursos y necesitan de becas para poder participar de nuestros programas. Usaremos la donación de Kiwanis/Weinberg  para mejorar nuestro fondo de becas. Creemos fielmente en el principio de no negar a ningún niño la posibilidad de participar en nuestros programas, por lo que su donación nos ayuda a cumplir con este principio”. -Courtney Meyer

blog comments powered by Disqus