Blog

Trabajo en equipo transformador

may 15, 2013

Construction of the Garcelon Civic Centre

La perseverancia y los vínculos establecidos con la comunidad le permitió a un club Kiwanis de Canadá contribuir a la financiación de un centro recreacional en su comunidad. Este proyecto rápidamente se convirtió no solo en una forma de transformar la comunidad, sino también al club mismo.

Después de siete años dedicados a recaudar fondos, el club Kiwanis de St. Stephen, en New Brunswick, logró recaudar CAD$100.000 destinados a la construcción del Centro Cívico Garcelon. Este centro fue diseñado para ser utilizado con fines recreativos, sociales y culturales. Su construcción estimula el desarrollo económico de la comunidad. Diseñado para el uso comercial y la recreación de los ciudadanos del condado de Charlotte (New Brunswick, Canadá) y del condado de Washington (Main, EE.UU.), este centro de CAD$3,5 millones incluirá una pista de patinaje, una piscina recreativa y terapéutica, pistas y salas de conferencias. Se espera que se inaugure en el otoño del corriente año.

“Nuestro club eligió participar en este proyecto porque sabíamos lo importante que es un lugar como este en nuestra comunidad”, explica la presidenta del club Lisa Murphy.

Las donaciones hechas por el club Kiwanis complementaron los aportes financieros del gobierno municipal, provincial y federal. Es el compromiso financiero más grande en la historia del club, y también es uno de los principales recursos de financiación del proyecto.

“El club Kiwanis de St. Stephen obtiene su apoyo financiero de los residentes del área”, explica el secretario del club Roger Alain. “A pesar de que los contribuyentes recibieron con reservas este proyecto, siento que el club Kiwanis actuó correctamente con respecto a los intereses financieros y cívicos de la comunidad”.

“Después de escuchar a los que participaron en la gestión del proyecto y de reunirnos con los funcionarios de la ciudad para tratar las inquietudes de los miembros de la comunidad, consideramos que un proyecto de esta magnitud solo podría tener un efecto positivo en la misma. Al mostrar nuestro apoyo al Centro Cívico Garcelon mediante nuestras actividades, esperamos que continúe el cambio de actitud de las personas respecto a la construcción de estas instalaciones, ya que probamos que no es un sueño inalcanzable”, explica.

El camino hacia la celebración del 87º aniversario en la que se presentó el cheque, no siempre fue fácil. Al principio de la campaña, una de las mayores recaudaciones anuales del club fue cancelada debido a la crisis económica. Pero los miembros, jubilados de profesiones que van desde la administración de supermercados a la de director de escuela y cartero, utilizaron sus conexiones para realizar nuevos eventos que permitieron recaudar fondos o promover ventas. Un año se asociaron con el Club Rotario local para patrocinar un bingo de radio que benefició a ambos clubes y a una barbacoa en el Día de Canadá, en la que los Kiwanis también aprovecharon para vender boletos de rifa.

A pesar que el evento de recaudación de fondos se organizó para ayudar a la comunidad a recuperarse económicamente, el éxito ha repercutido exitosamente en el club.

“Nuestro club se ha recuperado, pero es gracias solo a los esfuerzos de los socios Kiwanis de todos los estamentos de servicio”, dijo Alain. –Courtney Meyer

¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

¿Su club ha organizado un proyecto o un evento para recaudar fondos que originó un cambio? Cuéntenos a continuación que aprendió de esa experiencia. Escriba su historia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

blog comments powered by Disqus