Blog

Responde controlando una tragedia

ago 02, 2013
Aftermath of Harveyville tornado

En febrero del año 2012, la ciudad de Harveyville en Kansas fue devastada por un tornado que derribó árboles y destrozó casas. Rond Snoddy, un Kiwanis del cercano pueblo de Berryton (Kansas) respondió rápidamente a la catástrofe. Ayudó a los residentes a rescatar lo que podían de sus pertenencias mediante el corte de árboles y la limpieza de escombros. Él actuó como un voluntario capacitado del Equipo de Respuesta a Emergencias de la Comunidad (CERT) que su club Kiwanis había formado el año anterior. 

"Sentí que era algo que debía hacer. Necesitaba ayudar a la comunidad”, dice Snoddy.

El programa CERT fue adoptado por todas las comunidades en los Estados Unidos en el año 1993 por la Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA). Los voluntarios son instruidos sobre cómo prepararse en caso de desastres y capacitados sobre cómo ayudar a los demás cuando los socorristas profesionales no están disponibles en forma inmediata.

Cuando ocurre una catástrofe, nuestra primera tarea es asegurarnos de que nuestra familia esté a salvo. Luego, verificamos que nuestros vecinos estén bien y  reportamos las áreas que necesitan atención inmediata. Puede que se nos pida realizar una búsqueda o un rescate en áreas rurales o urbanas, o brindar ayuda médica de emergencia y/o consuelo psicológico a los vecinos”, dice Snoddy, presidente del club y miembro de CERT.

En caso de incendio, tornado o inundaciones, los capitanes CERT asignados a un área pequeña de la comunidad envían una evaluación del lugar al centro de comando central, que a su vez es transmitida a su personal de emergencias.

"Queremos que nuestra comunidad sea un lugar seguro ahora y para las futuras generaciones. Desafortunadamente, parece que los desastres ocurren en todo momento donde hay gente que necesita ayuda. Recientemente, hubo un incendio que afectó a un padre soltero con cuatro niños. Se salvaron. Pero, después del acontecimiento, se enfrentaron a un shock producto de la realidad presente y se dieron cuenta de lo que habían perdido y cuáles eran sus necesidades inmediatas. Me reconfortó poder ayudar a poner las cosas en perspectiva”, dice Bette Snoddy.

Las actividades del CERT están subvencionadas por fondos que provienen de una variedad de eventos realizados. Entre ellos: una venta de garaje, una carrera de patos de goma en un lago local, donaciones y recursos de la comunidad. El grupo fue inicialmente compuesto solo por Kiwanis. Pero gracias a las clases para detectar las tormentas y Una Salida en el Vecindario, patrocinado principalmente por el club Kiwanis y diseñado para demostrar la seguridad en un medio conocido, se ha logrado reclutar a otras personas.

Las experiencias individuales de cada voluntario marcan la influencia de su trabajo. Aquellos con experiencia médica generalmente trabajan en la clasificación de heridos, la búsqueda y el rescate, mientras que otros trabajan en el área administrativa realizando el análisis del costo de los incidentes y registrando el tiempo de trabajo del personal.

Yo trabajo en el grupo de rescate de animales porque vivo en el campo”, dice el socio Kiwanis Rich Runnebaum, quien habla de su rol en CERT. “Tenemos que cuidar a nuestros amigos de cuatro patas, así como también a nuestros vecinos. La madre naturaleza puede ser bastante dura con nosotros a veces”.

Este trabajo es muy reconfortante a pesar de las demandas psicológicas y a veces físicas. Ron Snoddy se sintió reconfortado cuando una mujer se acercó a él para donar sangre. Una pequeña conversación entre ambos reveló que él la había ayudado a sacar los escombros de su antigua casa después del tornado de Harveyville en el 2011.

“Ella estaba muy conmovida al verme”, recuerda Bette Snoddy. –Courtney Meyer

Working in the control room

¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

¿Su club Kiwanis ayuda a personas que han sido afectadas por un desastre? Cuéntenos  cómo lo hace en la sección de comentarios que se incluye aquí.

blog comments powered by Disqus