Blog

A surferar (de nuevo) en Nueva York

dic 17, 2013

A young surfer rides the waves during a Surf for All event.

A veces, las fuerzas de la naturaleza pueden ser desapacibles; y por ello,  se necesitan generalmente las fuerzas de la amabilidad, para contrarrestarlas. Fuerzas como las del Club Kiwanis de Garden City, en Nueva York.

Cuando el huracán Sandy acechó la costa este de los EE.UU., en octubre de 2012, se llevó consigo cerca de 300 vidas y causó destrozos de aproximadamente USD70 mil millones. En Long Beach (Nueva York), barrió con casi toda la organización Surf for All (Surf para todos).

Fundada en el 2002 por Jim Mulvaney y  sus compañeros surfistas Cliff y Will Skudin, la organización Surf for All enseña a los adolescentes y a los adultos con discapacidades físicas y de desarrollo, a disfrutar del surfeo. Esta entidad sin fines de lucro utiliza equipos de surfeo especiales, adaptados a las necesidades  de cada participante. Sandy se llevó todo consigo.

“Jim presentó un programa a nuestro club sobre el autismo”, explica Gloria Sena, ex presidenta del Club Kiwanis de Garden City, en Nueva York. “Él tiene un hijo autista adulto, y por ello creó Surf for All. Cada año, en el día de San Patricio, reconocemos a diferentes instituciones benéficas. Este año, donamos USD2.000 a Surf for All para que pudiera reemplazar el equipo de surfeo que perdió”. — Nicholas Drake


blog comments powered by Disqus