Blog

Es hora de la merienda

mar 20, 2014

Northwest Indianapolis Kiwanis Club members collect snacks for delivery to homeless students.

Son las 6:30 de la mañana y “Lucy” ya está esperando el autobús en la parada y lista para empezar otro día en la escuela.  Ella no volverá a su casa hasta las 16:30 horas y regresará diez horas más tarde desde que salió de ella. Para una niña de seis años, con solo el almuerzo al mediodía, son muchas horas sin comer para pasar una jornada.

Pero todas las mañanas y tardes Lucy puede comer una manzana, una barrita de cereal o tomar un jugo de naranja. Todo esto es posible, gracias al proyecto de entrega de colaciones que realiza el grupo del Club Kiwanis de Northwest Indianapolis, en Indiana. El club envía frutas, nueces, agua, jugo, galletitas saladas y muchos otros alimentos para las escuelas de Pike Township. El distrito que ha sido premiado, cuenta con uno de los sistemas escolares más grandes y diversos de Indiana, pero muchos de sus estudiantes enfrentan varias dificultades y entre ellas, la pobreza. Tal es así que la escuela secundaria tiene 160 estudiantes indigentes. Los alimentos del club Kiwanis y el informe de los trabajadores sociales están marcando una diferencia:
  • Los adolescentes viven por su cuenta y no tienen  dinero para comprar alimentos. Asimismo, tienen miedo de pedir a las personas con quienes viven (comida o alimentos), por temor a que los boten de la casa.
  • Una niña sin hogar y su familia está viviendo temporalmente con un pariente, pero ella se rehúsa a comer allí porque la casa tiene cucarachas.
  • Una enfermera de la escuela compraba con su dinero la merienda de los estudiantes diabéticos que necesitaban tener algo para comer y así poder mantener los niveles de azúcar en la sangre. Ahora la clínica de la escuela cuenta con los alimentos que Kiwanis le proporciona para estos niños.
  • Todos los viernes, una escuela del nivel elemental envía mochilas llenas de alimentos a los hogares para que puedan comer durante la semana. Ya el miércoles los niños, entre 6 y 12 años, preguntan si es el día en que deben llevar las “mochilas llenas" porque su familia ya no tiene que comer. La merienda que Kiwanis les proporciona les calma el hambre durante las clases.
blog comments powered by Disqus