Blog

Cambiando la vida de las personas sin techo

jun 19, 2014
La familia Kiwanis de St. Paul en Minnesota ensambló muebles por un período de 564 horas. Pasaron la mañana abriendo cajas, separando las piezas, leyendo las instrucciones, sosteniendo las partes del mueble, atornillándolas, clavando paneles y colocando los cajones en los lugares correspondientes.

Durante los últimos tres años, los socios de la familia Kiwanis de St. Paul en Minnesota han ayudado a construir una vida más digna para los vecinos.

Este último año, 141 representantes de 1 club Circle K, de 9 Key Clubs, de 13 clubes Kiwanis, más los familiares y amigos ensamblaron 89 cómodas para entregar a las personas que por primera vez alquilaban una vivienda o se convertían en dueñas de una de ellas. Los clubes trabajaron con Bridging, una organización sin fines de lucro que ayuda a una de las ciudades más populosa de Minnesota, Ciudades Gemelas (Twin Cities), brindando muebles de calidad y productos del hogar a las personas que están saliendo de la vida en la calle y de la pobreza.

Kathleen Welle, socia del Club Kiwanis de Columbia Heights/Fridley (Minnesota), organizó las donaciones para comprar las cómodas y para armarlas.

El propósito de las cómodas va más allá de solo guardar artículos.

“Aparte de muebles y productos del hogar siempre estamos necesitando cómodas en Bridging”, dice Sara Sternberger, directora ejecutiva de Bridging. “Las cómodas brindan un sentido de dignidad, porque los artículos que una vez estuvieron guardados en el piso ahora pueden ser guardados en cajones”. — Cathy Usher
blog comments powered by Disqus