Blog

  • Un iPad de regalo le dio a un niño el poder del habla

    jun 26, 2013

    Hastings and his mother Sharon at the Greater Covington Kiwanis Club meeting

    Para la mayoría de las personas, un iPad cambia la manera de leer un libro, de presenciar una reunión o de hacer las tareas. Pero como socios del club Kiwanis de Greater Convington, en Louisiana, podemos atestiguar que una pequeña computadora puede dar voz a los niños con autismo que no pueden hablar.

    Cada vez son más los clubes de la familia Kiwanis que reconocen el impacto que un iPad puede tener en la educación de niños con discapacidades como deficiencia visual o disminución de las capacidades motoras debido a una parálisis cerebral. El club Kiwanis de Greater Covington (Louisiana) se convirtió en un fanático del iPad después de escuchar a un representante de la organización Families Helping Families (Familias ayudando a Familias) ilustrar, en una reunión del club, las diferentes formas que tiene una agencia para abogar por las personas con discapacidades y para ayudarlas. El portavoz habló sobre cómo el iPad puede ayudar a un niño autista a comunicar sus necesidades y deseos  de manera expresiva y receptiva, un mensaje que asombró a la socia del club Kathy Smith, quien tiene una amiga con un nieto autista.

    “Vi en el programa de “60 Minutes” (Un programa televisivo de noticias en EE.UU.) un reportaje especial sobre el beneficio que tiene el iPad en niños con autismo. El reportaje fue tan conmovedor”, reflexiona Kathy.

    La insistencia de Smith, junto con la asistencia logística de la organización Families Helping Families, llevó al club a conectarse con la familia Savage porque su hijo de 10 años, Hastings, era el candidato perfecto.

    “Sus padres, el director de su escuela y el pequeño se presentaron a una reunión donde recibieron un iPad”, dijo Smith. “Cuando la mamá y el papá agradecieron al club, todos los presentes en la sala tenían los ojos llenos de lágrimas. Las maestras estaban tan contentas de contar con esa herramienta para enseñarle a Hasting”.

    La madre de Hasting, Sharon, dijo, al reflexionar sobre cómo el regalo ayudó a su niño, que “Hasting ahora puede conectar los eslabones de su vida cotidiana”.

    Ella cree que esta herramienta fue crucial para su desarrollo. Él parece querer aprender más, y además se está comunicando más con sus maestras y terapeutas. Muy agradecida por el regalo, la familia está buscando una manera de corresponderle con el mismo gesto a otra familia que tenga un niño autista.

    “Fue una tarea fácil pero que cambió la vida del niño para siempre”, dijo la socia del club Carol Llull. El club ha comenzado con eventos para recaudar fondos para regalarle un iPad por año a un estudiante que lo merezca, de su comunidad.  –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis  para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club recaudó fondos para llevar a cabo un proyecto para personas con discapacidades? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • Relaciones exitosas mediante el baloncesto

    jun 19, 2013
    Plover Kiwanians at Bowl for Kids' Sake

    La misión de la organización Big Brothers Big Sisters es trabajar para que los niños alcancen el éxito con la ayuda de mentores. Por lo que tiene sentido que la organización BBBS of Central Wisconsin y el Club Kiwanis Plover se hayan unido, dice  Timothy Roman, director de membresía del club. De hecho, él incorporó la idea, ya aplicada en el pasado por su club Kiwanis anterior, en Plover cuando se mudó  a mediados de los 90.

    Por más de una década, el club Kiwanis y su club patrocinador CKI de la universidad de Wisconsin, Stevens Point han llevado a un grupo de 15 o 20 “niños” a cenar a Pizza Hut, antes de hacer una caminata en tiempo frío hasta  la cancha de deportes de la universidad Quant para ver el partido de baloncesto. El tener un acompañante por niño, convierte esta salida en grupo en una salida personalizada, logrando el objetivo a que apunta la organización BBBS. Todos los niños son participantes nuevos e inscriptos en la organización Big Brothers Big Sisters, llamados “Littles” (niños), que están a la espera de tener sus mentores  adultos, llamados “Big”, cuyos intereses y personalidades conllevarán a una relación de amistad y de beneficios mutuos.

    La organización ha sido parte de la vida de Roman antes de que él se convirtiera en un Kiwanis.

    “Tanto mi hermano mayor como mi hermana fueron mentores. Tuve la oportunidad de conocer a algunos de los niños que mis hermanos guiaron y pude observar los beneficios que se obtienen de esa relación”, dice Roman.

    El impacto que provocó la organización BBBS en Roman y su familia los marcó para siempre. Ahora él es miembro del directorio de la división de BBBS of Central Wisconsin, y como mentor del programa basado en la vida escolar, él visitó a su “niño” todos los meses para almorzar y jugar con él en la escuela. Antes de conocerlo, su esposa había sido mentora de un joven en un programa basado en la comunidad; y ahora junto con su marido siguen manteniendo una relación con dicho joven.

    Su pasión con esta organización ha contagiado a sus compañeros Kiwanis.

    “Este es probablemente mi proyecto favorito”, dice Eric Molien, secretario del club. “Ha sido verdaderamente increíble conocer a mis “niños”. Esto me ha llevado a pensar sobre convertirme en un mentor (por más de un día)”.

    Todos los años el club Kiwanis también participa del evento anual “Juego de Bolos para los Niños”, organizado por Big Brothers and Big Sisters of Central Wisconsin, para recaudar fondos para la organización. El año pasado, el equipo compuesto por los Kiwanis Plover fue el donador más grande.

    “Esta es otra institución cuya misión de ayudar a los niños es muy similar a la de Kiwanis y es por eso que siempre estamos dispuestos a participar”, dice Molien.  –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club se ha asociado con otra organización? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • Dos clubes caribeños se unen para promover el aprendizaje de idiomas

    jun 12, 2013
    The Castries Kiwanis Club with the winners and their teachers

    Una asociación informal entre dos clubes Kiwanis del caribe, uno de habla inglesa y el otro de habla francesa dio origen a una relación comprometida con los niños y el bilingüismo.

    “En febrero del año 2009, mi hija visitó Santa Lucía donde vivió por cuatro meses”, dice Inès Marinho, presidenta del club Kiwanis de Pointe-à-Pitre, en Guadalupe. “Yo la acompañé durante la primera semana y de inmediato me contacté con un club Kiwanis local”.

    Su búsqueda por encontrar un “club hermano” la llevó al club Kiwanis Castries. Su contacto  principal en sus comienzos implicó simplemente el intercambio de regalos entre los clubes y la discusión de futuros proyectos.

    Al año siguiente, Marinho creó un proyecto que celebraría la relación entre los clubes y cumpliría  la misión de la organización que es la de servir a los niños. Ella sugirió que los clubes organizaran un concurso de literatura francesa para los estudiantes de Santa Lucía que estudiaban francés. Se invitaron a niños de ocho escuelas, entre diez y quince años (les collégiens) de edad.

    Con el objetivo de ilustrar el beneficio de aprender un idioma, Marinho dice: “Propuse que los dos ganadores del concurso participaran en una excursión de una semana a Guadalupe”.

    Llevar a término el proyecto requirió un firme compromiso y mucho entusiasmo, a pesar de las circunstancias adversas. Parte de Santa Lucía fue devastada por los huracanes y las inundaciones, lo que desvió así, la atención de los socios Kiwanis del club Castries. Asimismo, una gran cantidad de trámites burocráticos complicó los asuntos financieros y logísticos de ambas partes.

    Pero su determinación valió la pena. Cuando el concurso finalmente se llevó a cabo durante la Semana de la Francofonía, que se celebra a nivel mundial, los participantes de las seis escuelas se dividieron en dos grupos de tres y fueron evaluados por la Alianza Francesa (una organización internacional que se esfuerza por promover la lengua y la cultura francesa) en diferentes áreas: cultura, música, geografía, el uso del lenguaje y la gramática francesa. Las dos escuelas finalistas se enfrentaron en la gran final, presenciada por el embajador francés en Santa Lucía quién vio a la escuela St. Mary´s College ganarle a su competidor por cinco puntos en la última ronda de desempate.

    Los dos estudiantes ganadores, su maestra de francés y un miembro del comité de servicios de jóvenes Kiwanis del club Castries, recorrieron la isla de Guadalupe durante una semana, gracias al club Kiwanis de Pointe-à-Pitre. Los visitantes exploraron los lugares y los sonidos de los cantones (estados), incluyendo una zona industrial, un parque nacional, un acuario, las playas, los centros comerciales, las bibliotecas y los museos. Ambos finalistas de la escuela tomarán clases de francés gratis, durante seis meses, en la Alianza Francesa.

    A pesar de las dificultades, los clubes siguieron enfocados en los resultados y esperan aprovechar los beneficios que brinda el aprender un idioma.

    “Los clubes Kiwanis esperan poder incorporar eventualmente a todas las escuelas secundarias de Santa Lucía”, dice el director de mercadeo y relaciones públicas del club Kiwanis Castries, Peter Alexander.  –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis  para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club se unió con otro club para formar una asociación? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • Una gran fiesta de cumpleaños para bebés

    jun 05, 2013
    Bob's 60th Birthday Bash band

    El Proyecto Eliminar  trata de proteger a los bebés recién nacidos del tétanos y de ayudarlos a que cumplan un año más. Para crear conciencia sobre la importancia de este trabajo, el socio Kiwanis Bob Marshall del club Kiwanis Norfolk, en Nebraska, decidió usar dos cosas a su alcance: su cumpleaños número 60 y su amor por la música.

    Bob ha tocado en varias bandas de música durante su vida y su repertorio musical incluye una gran variedad de instrumentos. “He sido compositor de música la mayor parte de mi vida. Comencé con lecciones de piano y de saxofón en la escuela; luego aprendí a tocar la batería, la guitarra y el bajo yo solo”, dice Bob.

    Por lo tanto, fue natural que los planes de su fiesta de cumpleaños se convirtieran en una sesión improvisada de músicos, integrada por todos los antiguos colegas de rock que pudo encontrar. Pero a medida que se concretaba la idea, Marshall se dio cuenta que el evento tendría más significado si se enfocaba en una causa que valiera la pena. Como farmacéutico y como socio Walter Zeller estaba convencido de lo fácil que es eliminar el tétanos materno y neonatal con inmunizaciones, Marshall sabía cuál era la causa por la que debía abogar.

    “Cuando nos enteramos de lo horrible que es morir de tétanos y lo fácil que es prevenirlo, fue muy fácil involucrarse en el proyecto.  ¡Por más que lo intente, no puedo imaginarme nada mejor en que gastar mi dinero”! Bromea Marshall.

    Cuando la idea se definió como un medio para dar a conocer a la comunidad el Proyecto Eliminar, su club – donador de USD100.000- se alegró mucho de participar. Los Kiwanis donaron cerca de 50 artículos para subastarlos en una subasta silenciosa. Entre los artículos había una silla de escritorio de Nebraska Cornhusker hasta trabajos de carpintería y tartas dulces caseras. Randy Dee, socio del club y también director del Centro de Eventos Times Square, donó no solo el salón para la fiesta sino también un dólar por cada trago que se vendiera esa noche.

    “¡Queremos ser los anfitriones de este evento todos los años, y si es posible más seguido!”, dice Dee.

    El evento publicitado en folletos, entrevistas radiales y artículos periodísticos, atrajo a cerca de 200 personas ansiosas por bailar, socializar y apoyar una gran causa. A pesar que no se cobró entrada, la subasta y las donaciones monetarias alcanzaron cerca de los USD5000.

    “A mi esposa Heidi y a mi nos encanta bailar, y como socios activos Kiwanis, ambos sabemos lo importante que es el Proyecto Eliminar. La noche fue todo un éxito”, comenta Steve McNally, socio del club y vicegobernador del Distrito de Nebraska-Iowa.

    El evento tuvo tanto éxito que el club ya está planeando organizar otro. Todos desean que Marshall pudiera cumplir años con más frecuencia. –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club Kiwanis organizó un evento para apoyar el Proyecto Eliminar? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • ¡Feliz 50.° aniversario, Kiwanis Europa

    jun 01, 2013
    Alrededor de 660 socios kiwanis e invitados se reunieron en Viena, Austria, en marzo pasado para celebrar el 50.° aniversario del club Kiwanis de Viena, Europa 1: el primer club Kiwanis de Europa. 

    Los invitados provenían de 16 países de todo el mundo. Fueron a ver las atracciones turísticas, a conocer a nuevos amigos y a encontrarse con sus viejas amistades, a ponerse los zapatos de baile y a disfrutar de una excelente comida y una gran cultura.

    Fueron a brindar por Kiwanis en Europa.

    “Me complace mucho haber tenido una preparación tan buena durante más de un año y medio, haber conversado sobre cada detalle y encontrar soluciones”, dice el presidente del club Kiwanis de Viena Hans-Georg Mondel. “Estoy muy contento por haber tenido la posibilidad de tener este salón de fiesta maravilloso en Rathaus (Ayuntamiento de Viena). Estoy muy feliz”.

    El club Kiwanis de Cleveland, Ohio, patrocinó al club de Viena hace 50 años, y los socios actuales están muy orgullosos de la participación de su club en la construcción de Kiwanis en Europa.

    “El presidente electo (Kiwanis International) Gunter Gasser y la primera dama Christiana hicieron una invitación personal a nuestro club para que asistiera a este evento, y el atractivo emocional nos pareció muy conmovedor”, dijo Bill Spring, presidente del club Kiwanis de Cleveland.

    “Me inspiró a alentar a nuestros socios a venir. Hoy hay muchos socios de nuestro club aquí. Recibimos una bienvenida muy afectuosa, y no solo de los líderes de Kiwanis, sino también de la gente de Viena. Es una ciudad encantadora y ha sido una experiencia realmente fantástica”.

    El fin de semana de festividades incluyó una recepción de bienvenida en una taberna de vino vienesa tradicional, muchas visitas por la ciudad, la oportunidad de ver al Coro de Niños Cantores de Viena y los famosos caballos de Lipizza, así como la celebración en la cena de gala. 

    Richard Werstler era vicepresidente del club Kiwanis de Cleveland Heights, Ohio, en 1963, cuando estuvo en Europa realizando investigaciones para su doctorado en el mismo momento en que se estaba por fundar el club de Viena. Como era un socio de Cleveland, sabía que el club Kiwanis de allí patrocinaría un nuevo club en Viena, de manera que decidió participar en el evento de su fundación.

    Ahora, con 86 años, señala que está “muy emocionado” por la oportunidad de regresar a Viena para celebrar los 50 años.

    “Creo que es fantástico que Kiwanis se haya ampliado tanto y que tantos países creyeran que era importante estar aquí”, afirmó. “Lo que vemos aquí es una parte fascinante de la historia de Kiwanis”. 

blog comments powered by Disqus