Blog

  • Dos clubes caribeños se unen para promover el aprendizaje de idiomas

    jun 12, 2013
    The Castries Kiwanis Club with the winners and their teachers

    Una asociación informal entre dos clubes Kiwanis del caribe, uno de habla inglesa y el otro de habla francesa dio origen a una relación comprometida con los niños y el bilingüismo.

    “En febrero del año 2009, mi hija visitó Santa Lucía donde vivió por cuatro meses”, dice Inès Marinho, presidenta del club Kiwanis de Pointe-à-Pitre, en Guadalupe. “Yo la acompañé durante la primera semana y de inmediato me contacté con un club Kiwanis local”.

    Su búsqueda por encontrar un “club hermano” la llevó al club Kiwanis Castries. Su contacto  principal en sus comienzos implicó simplemente el intercambio de regalos entre los clubes y la discusión de futuros proyectos.

    Al año siguiente, Marinho creó un proyecto que celebraría la relación entre los clubes y cumpliría  la misión de la organización que es la de servir a los niños. Ella sugirió que los clubes organizaran un concurso de literatura francesa para los estudiantes de Santa Lucía que estudiaban francés. Se invitaron a niños de ocho escuelas, entre diez y quince años (les collégiens) de edad.

    Con el objetivo de ilustrar el beneficio de aprender un idioma, Marinho dice: “Propuse que los dos ganadores del concurso participaran en una excursión de una semana a Guadalupe”.

    Llevar a término el proyecto requirió un firme compromiso y mucho entusiasmo, a pesar de las circunstancias adversas. Parte de Santa Lucía fue devastada por los huracanes y las inundaciones, lo que desvió así, la atención de los socios Kiwanis del club Castries. Asimismo, una gran cantidad de trámites burocráticos complicó los asuntos financieros y logísticos de ambas partes.

    Pero su determinación valió la pena. Cuando el concurso finalmente se llevó a cabo durante la Semana de la Francofonía, que se celebra a nivel mundial, los participantes de las seis escuelas se dividieron en dos grupos de tres y fueron evaluados por la Alianza Francesa (una organización internacional que se esfuerza por promover la lengua y la cultura francesa) en diferentes áreas: cultura, música, geografía, el uso del lenguaje y la gramática francesa. Las dos escuelas finalistas se enfrentaron en la gran final, presenciada por el embajador francés en Santa Lucía quién vio a la escuela St. Mary´s College ganarle a su competidor por cinco puntos en la última ronda de desempate.

    Los dos estudiantes ganadores, su maestra de francés y un miembro del comité de servicios de jóvenes Kiwanis del club Castries, recorrieron la isla de Guadalupe durante una semana, gracias al club Kiwanis de Pointe-à-Pitre. Los visitantes exploraron los lugares y los sonidos de los cantones (estados), incluyendo una zona industrial, un parque nacional, un acuario, las playas, los centros comerciales, las bibliotecas y los museos. Ambos finalistas de la escuela tomarán clases de francés gratis, durante seis meses, en la Alianza Francesa.

    A pesar de las dificultades, los clubes siguieron enfocados en los resultados y esperan aprovechar los beneficios que brinda el aprender un idioma.

    “Los clubes Kiwanis esperan poder incorporar eventualmente a todas las escuelas secundarias de Santa Lucía”, dice el director de mercadeo y relaciones públicas del club Kiwanis Castries, Peter Alexander.  –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis  para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club se unió con otro club para formar una asociación? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • Una gran fiesta de cumpleaños para bebés

    jun 05, 2013
    Bob's 60th Birthday Bash band

    El Proyecto Eliminar  trata de proteger a los bebés recién nacidos del tétanos y de ayudarlos a que cumplan un año más. Para crear conciencia sobre la importancia de este trabajo, el socio Kiwanis Bob Marshall del club Kiwanis Norfolk, en Nebraska, decidió usar dos cosas a su alcance: su cumpleaños número 60 y su amor por la música.

    Bob ha tocado en varias bandas de música durante su vida y su repertorio musical incluye una gran variedad de instrumentos. “He sido compositor de música la mayor parte de mi vida. Comencé con lecciones de piano y de saxofón en la escuela; luego aprendí a tocar la batería, la guitarra y el bajo yo solo”, dice Bob.

    Por lo tanto, fue natural que los planes de su fiesta de cumpleaños se convirtieran en una sesión improvisada de músicos, integrada por todos los antiguos colegas de rock que pudo encontrar. Pero a medida que se concretaba la idea, Marshall se dio cuenta que el evento tendría más significado si se enfocaba en una causa que valiera la pena. Como farmacéutico y como socio Walter Zeller estaba convencido de lo fácil que es eliminar el tétanos materno y neonatal con inmunizaciones, Marshall sabía cuál era la causa por la que debía abogar.

    “Cuando nos enteramos de lo horrible que es morir de tétanos y lo fácil que es prevenirlo, fue muy fácil involucrarse en el proyecto.  ¡Por más que lo intente, no puedo imaginarme nada mejor en que gastar mi dinero”! Bromea Marshall.

    Cuando la idea se definió como un medio para dar a conocer a la comunidad el Proyecto Eliminar, su club – donador de USD100.000- se alegró mucho de participar. Los Kiwanis donaron cerca de 50 artículos para subastarlos en una subasta silenciosa. Entre los artículos había una silla de escritorio de Nebraska Cornhusker hasta trabajos de carpintería y tartas dulces caseras. Randy Dee, socio del club y también director del Centro de Eventos Times Square, donó no solo el salón para la fiesta sino también un dólar por cada trago que se vendiera esa noche.

    “¡Queremos ser los anfitriones de este evento todos los años, y si es posible más seguido!”, dice Dee.

    El evento publicitado en folletos, entrevistas radiales y artículos periodísticos, atrajo a cerca de 200 personas ansiosas por bailar, socializar y apoyar una gran causa. A pesar que no se cobró entrada, la subasta y las donaciones monetarias alcanzaron cerca de los USD5000.

    “A mi esposa Heidi y a mi nos encanta bailar, y como socios activos Kiwanis, ambos sabemos lo importante que es el Proyecto Eliminar. La noche fue todo un éxito”, comenta Steve McNally, socio del club y vicegobernador del Distrito de Nebraska-Iowa.

    El evento tuvo tanto éxito que el club ya está planeando organizar otro. Todos desean que Marshall pudiera cumplir años con más frecuencia. –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Alguna vez su club Kiwanis organizó un evento para apoyar el Proyecto Eliminar? Cuéntenos su experiencia en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • ¡Feliz 50.° aniversario, Kiwanis Europa

    jun 01, 2013
    Alrededor de 660 socios kiwanis e invitados se reunieron en Viena, Austria, en marzo pasado para celebrar el 50.° aniversario del club Kiwanis de Viena, Europa 1: el primer club Kiwanis de Europa. 

    Los invitados provenían de 16 países de todo el mundo. Fueron a ver las atracciones turísticas, a conocer a nuevos amigos y a encontrarse con sus viejas amistades, a ponerse los zapatos de baile y a disfrutar de una excelente comida y una gran cultura.

    Fueron a brindar por Kiwanis en Europa.

    “Me complace mucho haber tenido una preparación tan buena durante más de un año y medio, haber conversado sobre cada detalle y encontrar soluciones”, dice el presidente del club Kiwanis de Viena Hans-Georg Mondel. “Estoy muy contento por haber tenido la posibilidad de tener este salón de fiesta maravilloso en Rathaus (Ayuntamiento de Viena). Estoy muy feliz”.

    El club Kiwanis de Cleveland, Ohio, patrocinó al club de Viena hace 50 años, y los socios actuales están muy orgullosos de la participación de su club en la construcción de Kiwanis en Europa.

    “El presidente electo (Kiwanis International) Gunter Gasser y la primera dama Christiana hicieron una invitación personal a nuestro club para que asistiera a este evento, y el atractivo emocional nos pareció muy conmovedor”, dijo Bill Spring, presidente del club Kiwanis de Cleveland.

    “Me inspiró a alentar a nuestros socios a venir. Hoy hay muchos socios de nuestro club aquí. Recibimos una bienvenida muy afectuosa, y no solo de los líderes de Kiwanis, sino también de la gente de Viena. Es una ciudad encantadora y ha sido una experiencia realmente fantástica”.

    El fin de semana de festividades incluyó una recepción de bienvenida en una taberna de vino vienesa tradicional, muchas visitas por la ciudad, la oportunidad de ver al Coro de Niños Cantores de Viena y los famosos caballos de Lipizza, así como la celebración en la cena de gala. 

    Richard Werstler era vicepresidente del club Kiwanis de Cleveland Heights, Ohio, en 1963, cuando estuvo en Europa realizando investigaciones para su doctorado en el mismo momento en que se estaba por fundar el club de Viena. Como era un socio de Cleveland, sabía que el club Kiwanis de allí patrocinaría un nuevo club en Viena, de manera que decidió participar en el evento de su fundación.

    Ahora, con 86 años, señala que está “muy emocionado” por la oportunidad de regresar a Viena para celebrar los 50 años.

    “Creo que es fantástico que Kiwanis se haya ampliado tanto y que tantos países creyeran que era importante estar aquí”, afirmó. “Lo que vemos aquí es una parte fascinante de la historia de Kiwanis”. 

  • Manos solidarias ayudan a una familia a cumplir su deseo

    may 29, 2013

    Luke and Turbo

    Turbo disfruta mucho de pasar tiempo con su mejor amigo en el autobús, en la playa y en su casa. Pero Turbo no es un perro común y corriente.

    Turbo fue especialmente entrenado para ayudar a un niño y a su familia. Él está a cargo de Luke, un niño autista de 13 años, quien presenta un atraso en el desarrollo, no habla y sufre de epilepsia. Su familia decidió tener un perro después de descubrir las bonanzas que un amigo peludo podría dar a  su hijo.

    “A principios de 2008, visitamos a un amigo que tenía un perro que había obtenido de la organización 4 Paws. Nos quedamos sorprendidos cuando poco después de llegar, Luke comenzó a interactuar con el perro; incluso se arropaba en él. Esta era una reacción que nunca antes habíamos visto”, reflexiona Maria Burr, la madre del niño. 4 Paws for Ability es una organización sin fines de lucro dedicada a conectar a los niños con diferentes discapacidades con animales adiestrados para servir.

    “Nos contactamos con 4 Paws en Estados Unidos y nos enteramos que la única forma de obtener un perro para Luke era recaudando fondos”, dice Burr.

    Por suerte la comunidad los apoyó.

    “Creo que el hecho de que el tema del autismo había estado presente en las noticias en ese momento y de que los (clubes) Kiwanis están listos para ayudar a los niños, nosotros pensamos que era una causa perfecta por la que debíamos luchar”, dice Diane Hodgson, secretaria del club Kiwanis Morrinsville, en Nueva Zelandia.

    Los fondos recaudados de la rifa de Pascuas del club, junto con los fondos de Lions, Rotary, Fitness Centre y otras organizaciones ayudaron a que la familia obtuviera un perro en dos años.

    Primero fue entrenado en los Estados Unidos hasta llegar a su destino final en Nueva Zelandia, donde recibió instrucciones adicionales. Pronto Turbo probó ser una gran incorporación a su nueva familia. Él le indica el camino a casa a Luke si este se desvía del mismo, lo acompaña a la escuela en el autobús, y lo protege para que no trepe cercas ni se interne demasiado en el mar.

    “Turbo es un gran compañero para Luke y es muy querido por cada uno de los integrantes de esta familia”, dice Burr. –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a: shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Se ha unido alguna vez su comunidad para ayudar a una familia? Cuéntenos que sucedió en la sección de comentarios que se incluye aquí.

  • Unidos en la lucha contra el hambre

    may 22, 2013

    Manhattan Kiwanians with some collected food

    Frecuentemente el hambre es una tragedia “invisible” para parte de una comunidad. Sin embargo, en los últimos 15 años, el club Kiwanis de Manhattan Kansas ha tenido una conexión “visible” con un banco de alimentos que da de comer a miles de familias.

    Carroll Hackbart ha trabajado como voluntario para el Banco de Alimentos Flint Hills Breadbasket desde que el club comenzó con el proyecto. “No me gusta ver como se desperdician los alimentos en buen estado, especialmente cuando existen personas que no tienen que comer”, expresa Hackbart.

    La misión de Breadbasket es: “Reducir el hambre y la pobreza mediante la distribución de alimentos como también  promover proyectos que ayuden a aliviar estos dos males”. Para alcanzar este objetivo, todos los jueves a las 8 de la mañana, los voluntarios recolectan alimentos que los cafés, los mercados, las verdulerías y los restaurantes ya no utilizan. Usando una camioneta y varias cajas de cartón se reúnen las donaciones de los diferentes negocios y luego son llevadas al Breadbasket para organizar la recaudación.  Muchas iglesias, escuelas y organizaciones también realizan recolecciones de alimentos y eventos de recaudación de fondos para el Flint Hills Breadbasket, lo que permite servir al 24,7 por ciento de la población del condado de Riley, que vive en la pobreza o por debajo de ese nivel”.

    “Para mí, la misión más importante de nuestro club Kiwanis es brindar asistencia práctica a las organizaciones de la comunidad como el Flint Hills Breadbasket, para que ésta pueda ayudar al máximo a los niños y a las familias que necesitan obtener alimentos saludables”, dice Elaine Haun, la secretaria del club. “Y un beneficio extra es la oportunidad de conocer mejor a mis compañeros Kiwanis mientras trabajamos juntos”.

    Esta no es la única manera en que el club Kiwanis lucha contra el hambre en Manhattan. Cada miércoles, los socios también entregan comidas del Centro de Ancianos del Condado de Riley proporcionando los alimentos nutritivos necesarios para aquellas personas que no pueden prepararlos por sí mismos. –Courtney Meyer

    ¿Tiene una historia Kiwanis para compartir? Envíela a: shareyourstory@kiwanis.org para su consideración.

    ¿Su club Kiwanis lucha contra el hambre? Cuéntenos cómo lo hace su club en la sección de comentarios qué se incluye aquí.

blog comments powered by Disqus