Blog

  • La historia de Susan Fitzgerald

    ene 19, 2015
    El columnista Jimmie Fidler se dirige a los participantes de la Convención de Kiwanis International de 1975, celebrada en Atlantic City (Nueva Jersey).

    Doctor: Examiné a su pequeña y creo que tiene nefritis aguda.

    Padre: ¿Nefritis?

    Doctor: Sí. Es una enfermedad que afecta a los riñones que dejan de funcionar con el tiempo.

    Madre: ¿Es grave?

    Doctor: Muy grave... No hay tratamiento... Al final, su hija morirá.

    En los inicios de los años 50, el columnista de chismes de Hollywood Jimmie Fidler, grabó una escena dramática titulada: “La historia de Susan Fitzgerald”. En el álbum Fidler contó la historia de los padres y amigos que buscaban con desesperación una cura para Susan, de ocho años de edad. Finalmente con la niña en coma, internada en un hospital en San Bernardino (California), un amigo de la familia contactó a Fidler por ser él el fundador de la “Fundación National Kids' Day”  (Día Nacional de los Niños). (Escuche "la Historia de Susan Fitzgerald” en la aplicación de iPad de la revista Kiwanis). (Enlace disponible en inglés)

    "Nuestra fundación solo ayuda a los clubes Kiwanis en su trabajo para el bienestar infantil y en la recaudación de fondos para el “Día Nacional de los Niños”, explicó Fidler, pero ofreció una semilla de esperanza: “Estoy seguro de que los Kiwanis pueden ayudar".

    Siguiendo el consejo de Fidler, el amigo llamó a Larry Titu, cuyo club Kiwanis de West Hollywood (California) destinó USD$900 para los gastos médicos de Susan y contrató a una ambulancia para que la trasladara a un hospital de Hollywood.

    "Siete semanas después del día que entró en coma”, reportó Fidler, “el cuerpo demacrado de la pequeña Susan Fitzgerald se movió en la pequeña cama del hospital. Despacio, furtivamente, los ojos de la niña se abrieron y la niña habló”.

    Entre los años 1930 y 1950, Jimmie Fidler fue un crítico muy conocido en Hollywood. Su programa de radio, se decía, podía levantar o destrozar la carrera de un actor. Pero también fue socio del club Kiwanis Hollywood y apoyó activamente la participación de Kiwanis International en el “Día del Niño”.

    Desde 1949 hasta mediados de 1950, Fidler escribió reseñas sobre las películas de Hollywood para la revista Kiwanis, seleccionando títulos para la familia, como la comedia de 1950 de Red Skelton, The yellow cab (El taxi amarillo), y alertó a las familias sobre películas como Alma Negra, de James Cagney, sugiriéndoles no verla.
  • Diferentes generaciones de la comunidad comparten un picnic

    ene 18, 2015
    Los estudiantes de preescolar disfrutan comiendo perros calientes, papitas y rodajas de manzana, en el picnic realizado en Allentown, Pennsylvania.

    Al igual que en una reunión familiar, pero mucho mejor organizada, el club Kiwanis de Allentown, Pennsylvania, reúne todos los años a varias generaciones de personas, en un picnic multi generacional. Se celebra la infancia, pero todos se benefician participando.

    Este año 90 niños de preescolar, pertenecientes a los Centros educativos Lehigh Valley Children asistieron al quinto evento anual organizado por los clubes. Los invitados, de entre 3 y 5 años de edad, se divirtieron jugando en varias de las estaciones didácticas, asistidos por dos docenas de adolescentes miembros del Key Club de la escuela secundaria católica Allentown Central, supervisados por adultos socios Kiwanis. 

    "Al principio fue un poco caótico”, según comentó el socio Kiwanis, Tom Harp, “pero después de media hora, todo comenzó andar sobre ruedas”.

    "Todo: la carrera de veleros, el mini baloncesto, las burbujas gigantes, la carrera de obstáculos y el inflable".

    "Durante una hora y 15 minutos, los niños recorrieron el lugar disfrutando de cada actividad", dice Harp. “Fue un gran ejercicio, al igual que una buena experiencia educativa para los niños. ¡Y por momentos, parecía que los jóvenes socios del Key Club se estaban divirtiendo tanto como los niños!”.

    El trabajo familiar en equipo no terminó ahí. “Para el almuerzo”, comenta Harp, “los socios adultos del club cocinaron salchichas, luego las pusieron en panes y las sirvieron en bandejas. Los socios del Key Club colocaron los perros calientes en platos acompañados con papitas y rodajas de manzana para servirlos inmediatamente a los niños", cuenta Harp. “Asimismo, se aseguraron que todos tuvieran bebidas y ayudaron a los niños con los aderezos”.

    Cada año el club trabaja para mejorar el evento. Este año el trabajo se enfocó en mejorar la fórmula para hacer burbujas y en la fabricación de las bolsitas de regalo de las socias Keith y Jessica Reynolds.  — Shanna Mooney
  • Esta muñeca salva vidas

    ene 18, 2015
    Una muñeca obsequiada por Kiwanis enseña a los equipos médicos de Nueva Zelanda a realizar procedimientos de emergencia para bebés prematuros.

    Por lo general, un embarazo a término dura 40 semanas. Pero, como la mayoría de las cosas relacionadas con los niños, a veces esto no sucede como debiera ser. La pregunta es: ¿cómo los doctores y las enfermeras se capacitan para enfrentar las complicaciones médicas imprevisibles que los bebés prematuros pueden presentar?

    Cuando las Zonas 1 y 10 del distrito de Nueva Zelanda - Pacífico Sur buscaban un posible proyecto para llevar a cabo conjuntamente, Megan Alwyn Allan, socia del club Kiwanis Waiau Pa, Clarks Beach, Pukekohe, Auckland, decidió buscar ideas en la Fundación Middlemore, este es un fondo de caridad que apoya y recauda fondos para servicios de salud. La fundación propuso cubrir la necesidad de disponer de un maniquí para capacitar en el caso de emergencia de bebés prematuros, a los profesionales de la salud de los hospitales Middlemore y Kidz First Children’s.

    La muñeca, que parece real, cuenta con un sofisticado programa computarizado que simula situaciones que amenazan la vida de los bebés prematuros, lo que permite al personal médico adquirir experiencia en este campo trabajando en equipo.

    Para recaudar los NZ$27.000 que se necesitaban, nueve clubes Kiwanis del área de Auckland y el Key Club de la escuela secundaria Papatoetoe organizaron, en un periodo de dos años, una variedad de eventos para recaudar fondos. Entre ellos:
    • Salchichas a la parrilla (o asados)
    • Un puesto de venta de alimentos
    • Juegos de trivialidades
    • Una fiesta con desfile de modas
    “Nuestro evento más grande de recaudación de fondos fue las carreras de autos V8 en Pukekohe, que realizamos dos veces”, dice Alwyn Allan. “Durante el fin de semana de la carrera automovilística trabajamos en un estacionamiento que creamos en el patio de una compañía de camiones, que fue donado para la ocasión. El segundo año también hicimos un asado en el ‘camino de los fans’ (el camino oficial desde la estación de tren hasta la pista)". El grupo también ofreció perros calientes al estilo de Nueva Zelanda y Australia, una competencia para “adivinar cuánto pesa la calabaza” y así atraer a los visitantes (los premios fueron donados por los negocios locales) y vendió bolsitas con sorpresitas a los niños que venían a ver la carrera con sus padres. El grupo recaudó aproximadamente $4.500 en dos años con las carreras automovilísticas V8.

    “El maniquí está ubicado en la Unidad de Cuidados Neonatales, para que todo el personal desarrolle y conserve las destrezas individuales y de equipo necesarias para salvar la vida de bebés prematuros gravemente enfermos”, explica Joanne Hand, directora de eventos de recaudación de fondos y relaciones públicas con la comunidad, de la Fundación Middlemore. “Tanto la Fundación Middlemore como el Hospital Middlemore están muy agradecidos por contar con el increíble apoyo de los clubes Kiwanis  que permitieron alcanzar este grandioso logro que beneficia al personal y a los pacientes".  — Cathy Usher



  • El club de los dientes sanos

    ene 18, 2015
    Los socios del club Denti tienen sonrisas brillantes.

    Con sus grandes dientes frontales, los conejos deben tomar su higiene dental muy seriamente. Y también los niños de Panamá. Ese es el objetivo del club Denti (El club de los dientes sanos), patrocinado por el club Kiwanis de Las Perlas, en la ciudad de Panamá (Panamá).

    Cada año se invita a los niños a que se unan al club para participar de una jornada de educación sobre higiene dental. El punto central del evento es una película animada protagonizada por un dentista conejo, y seguido por la Dr. María Gabriela Lescure de Varela, quien realiza una demostración de cómo lavarse los dientes correctamente.

    "Decidimos realizar este proyecto para que los niños desde pequeños aprendan la mejor manera de limpiarse los dientes, a fin de evitar problemas en el futuro", dice la socia Kiwanis Kenia Villarreal.

    Los niños regresan a sus hogares con cepillos de dientes, pasta dental y jabón los cuales, junto con la película, son donaciones que el club recibe de la empresa Colgate-Palmolive.
  • Historias de servicio: 1990 a 2015

    dic 17, 2014
    La revista Kiwanis le hace hacer un recorrido por las últimas 10 décadas de servicio Kiwanis.

    1998

    El club Kiwanis de Tulp, Países Bajos, crea y vende un tulipán llamado “Kiwanis Tulp”.

    2000

    Los competidores se acercan a la costa para unas breves vueltas en el lago Rotoma.

    El club Kiwanis de Whakatane, Nueva Zelanda, organizó una competencia de nado en el lago Rotoma. El lago Rotoma, situado a mitad de camino entre Rotorua y Whakatane en la isla septentrional del país, es un volcán inundado.

    2003

    A girl proudly explains how she takes care of her quail every day so they produce enriched eggs.

    El club Kiwanis de Santo Domingo, Ecuador, trabajó junto a Kraft Cares para incorporar micronutrientes a la comida de codornices. El alimento enriquecido se entregó a familias locales dedicadas a la cría de codornices. Con dicho alimento, los huevos de estas aves aportan micronutrientes esenciales a la alimentación de los niños de distintos pueblos a fin de incrementar su energía y mejorar sus capacidades de aprendizaje.

    2005

    Los socios de Kiwanis de Sri Lanka responden a las necesidades de las familias y la comunidad tras la destrucción por el tsunami.

    2006

    El club Kiwanis de Otter-Risers, Fergus Falls, Minnesota, recaudó unos USD 10.000 en el año vendiendo una combinación de abono y subproducto bovino al que denominan “Bullsh”. Por otra parte, jardines de Nueva Zelanda florecieron sobre una rica “Nagpoo,” que compraron al club Kiwanis de Matamata.

    2010
    Una patinadora se desliza bajo la torre de la catedral de Estrasburgo.

    Estrasburgo, Francia, ya organizaba uno de los mayores mercados de Navidad de Europa, pero cuando un representante de los Países Bajos sugirió que se creara un patinódromo para el festival de un mes de duración, los clubes Kiwanis de la región de Alsacia asumieron el desafío. Gracias a la pista de patinaje, construida bajo la imponente catedral de Notre-Dame de Estrasburgo, se recaudaron más de 50.000 euros en el año para los 13 clubes.

    2013

    El club Kiwanis del municipio de Vernon, Nueva Jersey, ayuda a Nick Cerrato, de 15 años, a construir el patio de sus sueños, con un estanque para ranas. Cuando se le preguntó a Nick, quien padece de parálisis cerebral, por qué quería un estanque para ranas, mostró su enorme sonrisa y dijo: “Para que todos vengan a visitarme”.
blog comments powered by Disqus