Blog

  • Claves para formar clubes

    mar 22, 2014
    Cathy Szymanski

    Si buscara “socio de Kiwanis” en el diccionario, Cathy Szymanski seguramente aparecería como ejemplo. La ex gobernadora del distrito de Pensilvania, Szymanski, efervescente y siempre dispuesta a dar todo de sí, creó siete clubes Kiwanis durante su mandato. Continúa promoviendo el crecimiento como presidente de distrito de la recientemente lanzada campaña mundial de membresía de Kiwanis International, La Fórmula. La revista Kiwanis le preguntó por los desafíos que presenta la formación de clubes.

    Revista Kiwanis: Eres una socia de Kiwanis dedicada que pasó mucho tiempo trabajando para fortalecer nuestra organización. ¿Por qué es el servicio de Kiwanis tan importante para ti? ¿Qué significa para ti?

    Cathy Szymanski: Kiwanis se convirtió en una parte importante de mi marido y de mi vida. El cambio que producimos en las comunidades, no solo por el dinero donado, sino también, y más importante aún, por el servicio práctico que prestamos, es significativo. Las actividades como leer cuentos a alumnos de preescolar u organizar una fiesta con pizza para ellos es algo que estos niños siempre recordarán.

    Otra de las cosas de las que estoy orgullosa de ser parte son los Programas de Servicio y Liderazgo. Sencillamente son increíbles. El club K-Kids para el cual soy consejera se encuentra en la parte más pobre de nuestro condado y los niños del club desean retribuir lo que reciben. Hay 80 niños en el club y todos ellos entienden la idea del voluntariado y de lo gratificante que resulta dar a los demás. Las habilidades de liderazgo que se adquieren y la tutoría que se ofrece a todos los socios de nuestros clubes con Programas de Servicio y Liderazgo (PSL) son increíbles; todos escuchamos una y otra vez cómo la participación en los SLP los hizo ser quienes son hoy.

    RK: ¿Qué te motivó a comenzar a formar clubes? Recuerdo que mencionaste que albergabas dudas con respecto a prestar ayuda la primera vez. ¿Qué te hizo pensar que esto era algo que valía la pena hacer? CS: Hace muchos años, cuando me pidieron ayuda para crear un nuevo club, sentí miedo de ser rechazada y de que alguien me dijera “No”, o “Me estás molestando”. Rápidamente, me di cuenta de que no era así y que, de hecho, era divertido.

    Al formar clubes, conocí a muchas personas. Aprendí mucho sobre las comunidades donde estábamos formando los clubes. A las personas les encanta hablar sobre su comunidad y sobre lo que sucede. Luego cuando me enteré de lo que los clubes estaban haciendo después de su fundación… me sentí reconfortada y satisfecha. No existe nada igual a lo que sientes cuando adviertes que tuviste algo que ver con ese grupo que ayudó a una institución preescolar con oportunidades de aprendizaje, o a un club que organiza una búsqueda de huevos de pascua, caminatas de cinco kilómetros o colectas de alimentos, entre otras cosas. El hecho de que un nuevo club fuera justo lo que la comunidad necesitaba me hizo sentir satisfecha y henchida de orgullo.

    RK: ¿Por qué continúas creando clubes personalmente?

    CS: Soy consciente de la importancia que tiene que Kiwanis se desarrolle. Existen cientos de comunidades que no tienen el beneficio de un club Kiwanis. Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para solucionar ese problema.

    RK: ¿Qué le dirías a un club que intentas convencer para que patrocine a otro club? ¿Por qué le debería importar otra comunidad cuando puede mejorar la propia?

    CS: Patrocinar a un nuevo club es algo de lo que uno se enorgullece. No pedimos que se esté encima del club todo el tiempo, sino que alguien ofrezca su ayuda, asesoramiento y asistencia cuando sea necesario.

    Descubrí que, en la mayoría de los casos, cuando patrocinas a un nuevo club, por lo general consigues a nuevos socios para tu propio club también. Obtienes además muchas ideas para proyectos. Lo mejor de todo es que puedes hablar con personas y escuchar sus ideas de lo que, a su criterio, puede provocar un cambio en la comunidad.

    RK: ¿Existen rasgos de la personalidad que, a tu entender, un formador de nuevos clubes exitoso deba tener?

    CS: Una de las cosas que las personas quizá no saben es que los socios pueden contribuir de muchas maneras diferentes. No necesitamos solamente que las personas vayan de una puerta a otra a vender Kiwanis. También necesitamos a personas con buenas habilidades telefónicas, buenas habilidades organizativas y buenas habilidades de redacción de cartas. Trabajar con un equipo para ayudar a hacer avanzar a nuevo club es muy gratificante.

    RK: ¿Por qué crees que los clubes recién creados tienden a tener mayores porcentajes de fracaso? ¿Cómo podemos cambiar esto? ¿Qué significa esto para las personas que eligen formar clubes?

    CS: En realidad, conforme a mi experiencia durante los últimos años, descubrí que los clubes más nuevos están creciendo. Gran parte de ese éxito proviene de la tutoría que los nuevos clubes reciben. Los clubes más nuevos suelen crearse en torno al servicio y a la producción de un cambio. Se adopta la filosofía 3-2-1 (relación de tres horas de servicio y dos horas de recaudación de fondos por cada hora de reunión).

    Muchos de los socios de Kiwanis más nuevos respetan lo que la organización ha hecho en el pasado. No obstante, prefieren estar fuera trabajando como voluntarios y ponerse manos a la obra a estar sentados en reuniones Se divierten en la comunidad entre sí y desarrollan amistades duraderas mientras se desempeñan como voluntarios. Algunos de nuestros clubes más establecidos, por el contrario, son menos abiertos al cambio.

    RK: Hacer crecer un club, y ni que hablar toda la organización, es algo que muchos socios de Kiwanis encuentran desafiante. Ahora que emprendimos esta nueva compaña mundial de membresía, ¿cuáles son nuestras perspectivas de éxito en tu opinión?

    CS: Lo lograremos como equipo y juntos aprenderemos de nuestros errores y celebraremos los logros. Y dentro de cinco años, juntos como equipo podremos estar orgullosos a sabiendas de que el mundo es un lugar mejor gracias a la obra de Kiwanis y a nuestro compromiso de crear una organización más efectiva. ¡Terminaremos muy bien! — Courtney Meyer

  • Cómo ayudar a los clubes con dificultades

    mar 21, 2014
    Eda Medina de Wong counsels Panama clubs about membership.

    Eda Medina de Wong, ex gobernadora del distrito de América Andina y Central, trabaja como mentora de clubes con dificultades en las áreas de liderazgo, membresía o servicio. Afirma que los clubes exitosos primero deben reconocer a los clubes débiles más pequeños. En lugar de generar competencia entre los clubes grandes y los pequeños, promueve el apoyo y la ayuda para la red de clubes más pequeños. También es importante incluir a los socios de los clubes más pequeños en las actividades de los clubes más grandes. De esa forma, los socios sienten que sirven y contribuyen. Al trabajar con un club con dificultades, Wong destaca lo siguiente:

    • Comunicación: la comunicación telefónica y electrónica frecuente contribuye a hacer un seguimiento constante del progreso. 
    • Compromiso: “Delega a los socios responsabilidades y hazlos sentir comprometidos”. 
    • Capacitación: No dejes solos a los nuevos líderes. Ellos necesitan sentir que tienen apoyo y que cuentan con alguien que los ayudará en el camino. 
    • Servicio: A través de él, “los socios comprenderán la misión de la organización”.
    • Amistad: Invitar a un nuevo socio es como invitar a un amigo a ser parte de la familia Kiwanis.

    Lea más sobre Eda Medina de Wong y sobre los clubes que ayudó a recuperar en el número de abril de la revista Kiwanis. (en inglés)

  • Es hora de la merienda

    mar 20, 2014

    Northwest Indianapolis Kiwanis Club members collect snacks for delivery to homeless students.

    Son las 6:30 de la mañana y “Lucy” ya está esperando el autobús en la parada y lista para empezar otro día en la escuela.  Ella no volverá a su casa hasta las 16:30 horas y regresará diez horas más tarde desde que salió de ella. Para una niña de seis años, con solo el almuerzo al mediodía, son muchas horas sin comer para pasar una jornada.

    Pero todas las mañanas y tardes Lucy puede comer una manzana, una barrita de cereal o tomar un jugo de naranja. Todo esto es posible, gracias al proyecto de entrega de colaciones que realiza el grupo del Club Kiwanis de Northwest Indianapolis, en Indiana. El club envía frutas, nueces, agua, jugo, galletitas saladas y muchos otros alimentos para las escuelas de Pike Township. El distrito que ha sido premiado, cuenta con uno de los sistemas escolares más grandes y diversos de Indiana, pero muchos de sus estudiantes enfrentan varias dificultades y entre ellas, la pobreza. Tal es así que la escuela secundaria tiene 160 estudiantes indigentes. Los alimentos del club Kiwanis y el informe de los trabajadores sociales están marcando una diferencia:
    • Los adolescentes viven por su cuenta y no tienen  dinero para comprar alimentos. Asimismo, tienen miedo de pedir a las personas con quienes viven (comida o alimentos), por temor a que los boten de la casa.
    • Una niña sin hogar y su familia está viviendo temporalmente con un pariente, pero ella se rehúsa a comer allí porque la casa tiene cucarachas.
    • Una enfermera de la escuela compraba con su dinero la merienda de los estudiantes diabéticos que necesitaban tener algo para comer y así poder mantener los niveles de azúcar en la sangre. Ahora la clínica de la escuela cuenta con los alimentos que Kiwanis le proporciona para estos niños.
    • Todos los viernes, una escuela del nivel elemental envía mochilas llenas de alimentos a los hogares para que puedan comer durante la semana. Ya el miércoles los niños, entre 6 y 12 años, preguntan si es el día en que deben llevar las “mochilas llenas" porque su familia ya no tiene que comer. La merienda que Kiwanis les proporciona les calma el hambre durante las clases.
  • El Club Key juega para el equipo del TMN

    feb 20, 2014
    A three-on-three basketball tournament, organized by the Key Club of Eastern Senior High School, raises funds for The Eliminate Project.

    El Club Key de la escuela secundaria Eastern Senior salva vidas jugando al baloncesto durante el campeonato anual de tres jugadores contra tres. El monto recaudado supera los USD1.000 que se destinan al Proyecto Eliminar.

    “El Holiday Hoops es uno de los eventos más grandes del año”, resalta Rachel Leise, presidente del club Voorhees, en Nueva Jersey. “Es una buena forma de que otros estudiantes se nos unan para salvar vidas. Además, es una manera divertida de recaudar dinero para eliminar el tétanos materno y neonatal".

    El campeonato más reciente fue el tercero de ellos organizado por el Club Key. Los socios consideraron varias ideas para recaudar dinero antes de decidirse por el campeonato.

    “Sabíamos que queríamos realizar algún tipo de campeonato deportivo que pudiera maximizar la participación de los estudiantes”, dice Bradley Trinkner, asesor universitario. “El baloncesto tiene una amplia convocatoria y, logísticamente fue muy fácil armar las canchas. El baloncesto de media cancha permite que se jueguen varios partidos a la vez y con intervalos rápidos, lo que posibilita una fácil movilización en la estructura organizativa".

    Para promover el campeonato de este año, el club realizó un video de 90 segundos sobre el Proyecto Eliminar y sobre cómo los estudiantes pueden ayudar al club a recaudar dinero con tan solo jugar baloncesto. El video se mostró durante los anuncios diarios de la escuela, las dos semanas previas al campeonato que se celebró a mediados de diciembre.

    Como resultado, 16 equipos participaron en el campeonato y más de 100 estudiantes se presentaron para alentar a los equipos y ver los partidos. Se recaudó el dinero cobrando una inscripción (USD30 por equipo) y vendiendo pizza y aperitivos durante el evento.

    “Siempre fue nuestra meta donar el dinero al Proyecto Eliminar”, dice Trinkner. “Casi todas nuestras actividades de recaudación de fondos están dirigidas a esa causa. Es un proyecto del Distrito de Nueva Jersey, y nosotros queríamos organizar un gran evento para recaudar la mayor cantidad de dinero posible, de una sola vez".

    El consejero del club y el presidente motivan a los demás a realizar eventos similares. Sugieren que los clubes interesados sigan  los siguientes pasos:
    • Publicar el evento.
    • Fijar un precio razonable para las inscripciones. Permitir a los espectadores entrar gratis y ganar dinero con la venta de aperitivos y bebidas.
    • Redactar una eximición de responsabilidad legal para proteger al club en caso de que alguien se lastime. (Para los eventos deportivos y las demás actividades de la familia Kiwanis, designe un supervisor de seguridad para que esté al tanto de la cobertura del seguro de Kiwanis-International y para que tome las medidas necesarias para reducir los accidentes y la responsabilidad legal).
    • Poner el enfoque del evento, en la convocatoria a los estudiantes que disfrutan del baloncesto pero que no forman parte del equipo de baloncesto de la facultad.
    • Reclutar un estudiante DJ para que ponga música durante el campeonato.
    “El Proyecto Eliminar tiene un objetivo claro y el alcance del mismo está muy cerca”, recalca Trinkner. “Podremos eliminar otra enfermedad de la lista y salvar a los bebés que de otra manera no gozarían de una niñez saludable.  Es una causa fácil de alcanzar y de promover… una causa en la que ya vemos los resultados”.  —Dick Isenhour

  • Cuando los Kiwanis ganan, los niños también ganan

    feb 20, 2014
    Children and adults relax in the new Scholastic Reading Oasis at the W. Verne McKinney Elementary School of Hillsboro, Oregon.
    Solo le tomó un momento a la Kiwanis Elizabeth Adams participar en el concurso "Un Oasis de Lectura" organizado por Scholastic (Scholastic’s “Reading Oasis”). De hecho, su decisión de participar en este programa, brindó a los estudiantes de la escuela elemental en Hillsboro (Oregón) ciento de horas de diversión.
    En la Convención de Kiwanis International 2013, celebrada en Vancouver (British Columbia) en junio pasado, Adams conoció el stand de Scholastic y pensó que sería una buena idea incorporar el programa “Un Oasis de Lectura” en una de las escuelas de su comunidad. Aprovechó la oportunidad, probó suerte en el sorteo…  Y ganó.
    Ahora, gracias a Scholastic y a su Club Hillsboro Kiwanis, los niños de la escuela elemental W. Verne McKinney disfrutan de “Un Oasis de Lectura” por un valor de USD10.000: bibliotecas con una capacidad para almacenar 1.200 libros nuevos, varios pufs, asientos con cojines, una alfombra con una historia dibujada y un reproductor portátil de CD con auriculares para escuchar libros de audio.
    “Este fue un gran regalo para dar", dice Adams, quien es presidente del Club Kiwanis Hillsboro. “La alfabetización y los libros son indispensables para mantenernos como sociedad y comunidad. Me sentí muy contenta porque una escuela local recibiría esta donación”. —Karen Pyle Trent

blog comments powered by Disqus