Blog

  • Es hora de la merienda

    mar 20, 2014

    Northwest Indianapolis Kiwanis Club members collect snacks for delivery to homeless students.

    Son las 6:30 de la mañana y “Lucy” ya está esperando el autobús en la parada y lista para empezar otro día en la escuela.  Ella no volverá a su casa hasta las 16:30 horas y regresará diez horas más tarde desde que salió de ella. Para una niña de seis años, con solo el almuerzo al mediodía, son muchas horas sin comer para pasar una jornada.

    Pero todas las mañanas y tardes Lucy puede comer una manzana, una barrita de cereal o tomar un jugo de naranja. Todo esto es posible, gracias al proyecto de entrega de colaciones que realiza el grupo del Club Kiwanis de Northwest Indianapolis, en Indiana. El club envía frutas, nueces, agua, jugo, galletitas saladas y muchos otros alimentos para las escuelas de Pike Township. El distrito que ha sido premiado, cuenta con uno de los sistemas escolares más grandes y diversos de Indiana, pero muchos de sus estudiantes enfrentan varias dificultades y entre ellas, la pobreza. Tal es así que la escuela secundaria tiene 160 estudiantes indigentes. Los alimentos del club Kiwanis y el informe de los trabajadores sociales están marcando una diferencia:
    • Los adolescentes viven por su cuenta y no tienen  dinero para comprar alimentos. Asimismo, tienen miedo de pedir a las personas con quienes viven (comida o alimentos), por temor a que los boten de la casa.
    • Una niña sin hogar y su familia está viviendo temporalmente con un pariente, pero ella se rehúsa a comer allí porque la casa tiene cucarachas.
    • Una enfermera de la escuela compraba con su dinero la merienda de los estudiantes diabéticos que necesitaban tener algo para comer y así poder mantener los niveles de azúcar en la sangre. Ahora la clínica de la escuela cuenta con los alimentos que Kiwanis le proporciona para estos niños.
    • Todos los viernes, una escuela del nivel elemental envía mochilas llenas de alimentos a los hogares para que puedan comer durante la semana. Ya el miércoles los niños, entre 6 y 12 años, preguntan si es el día en que deben llevar las “mochilas llenas" porque su familia ya no tiene que comer. La merienda que Kiwanis les proporciona les calma el hambre durante las clases.
  • El Club Key juega para el equipo del TMN

    feb 20, 2014
    A three-on-three basketball tournament, organized by the Key Club of Eastern Senior High School, raises funds for The Eliminate Project.

    El Club Key de la escuela secundaria Eastern Senior salva vidas jugando al baloncesto durante el campeonato anual de tres jugadores contra tres. El monto recaudado supera los USD1.000 que se destinan al Proyecto Eliminar.

    “El Holiday Hoops es uno de los eventos más grandes del año”, resalta Rachel Leise, presidente del club Voorhees, en Nueva Jersey. “Es una buena forma de que otros estudiantes se nos unan para salvar vidas. Además, es una manera divertida de recaudar dinero para eliminar el tétanos materno y neonatal".

    El campeonato más reciente fue el tercero de ellos organizado por el Club Key. Los socios consideraron varias ideas para recaudar dinero antes de decidirse por el campeonato.

    “Sabíamos que queríamos realizar algún tipo de campeonato deportivo que pudiera maximizar la participación de los estudiantes”, dice Bradley Trinkner, asesor universitario. “El baloncesto tiene una amplia convocatoria y, logísticamente fue muy fácil armar las canchas. El baloncesto de media cancha permite que se jueguen varios partidos a la vez y con intervalos rápidos, lo que posibilita una fácil movilización en la estructura organizativa".

    Para promover el campeonato de este año, el club realizó un video de 90 segundos sobre el Proyecto Eliminar y sobre cómo los estudiantes pueden ayudar al club a recaudar dinero con tan solo jugar baloncesto. El video se mostró durante los anuncios diarios de la escuela, las dos semanas previas al campeonato que se celebró a mediados de diciembre.

    Como resultado, 16 equipos participaron en el campeonato y más de 100 estudiantes se presentaron para alentar a los equipos y ver los partidos. Se recaudó el dinero cobrando una inscripción (USD30 por equipo) y vendiendo pizza y aperitivos durante el evento.

    “Siempre fue nuestra meta donar el dinero al Proyecto Eliminar”, dice Trinkner. “Casi todas nuestras actividades de recaudación de fondos están dirigidas a esa causa. Es un proyecto del Distrito de Nueva Jersey, y nosotros queríamos organizar un gran evento para recaudar la mayor cantidad de dinero posible, de una sola vez".

    El consejero del club y el presidente motivan a los demás a realizar eventos similares. Sugieren que los clubes interesados sigan  los siguientes pasos:
    • Publicar el evento.
    • Fijar un precio razonable para las inscripciones. Permitir a los espectadores entrar gratis y ganar dinero con la venta de aperitivos y bebidas.
    • Redactar una eximición de responsabilidad legal para proteger al club en caso de que alguien se lastime. (Para los eventos deportivos y las demás actividades de la familia Kiwanis, designe un supervisor de seguridad para que esté al tanto de la cobertura del seguro de Kiwanis-International y para que tome las medidas necesarias para reducir los accidentes y la responsabilidad legal).
    • Poner el enfoque del evento, en la convocatoria a los estudiantes que disfrutan del baloncesto pero que no forman parte del equipo de baloncesto de la facultad.
    • Reclutar un estudiante DJ para que ponga música durante el campeonato.
    “El Proyecto Eliminar tiene un objetivo claro y el alcance del mismo está muy cerca”, recalca Trinkner. “Podremos eliminar otra enfermedad de la lista y salvar a los bebés que de otra manera no gozarían de una niñez saludable.  Es una causa fácil de alcanzar y de promover… una causa en la que ya vemos los resultados”.  —Dick Isenhour

  • Cuando los Kiwanis ganan, los niños también ganan

    feb 20, 2014
    Children and adults relax in the new Scholastic Reading Oasis at the W. Verne McKinney Elementary School of Hillsboro, Oregon.
    Solo le tomó un momento a la Kiwanis Elizabeth Adams participar en el concurso "Un Oasis de Lectura" organizado por Scholastic (Scholastic’s “Reading Oasis”). De hecho, su decisión de participar en este programa, brindó a los estudiantes de la escuela elemental en Hillsboro (Oregón) ciento de horas de diversión.
    En la Convención de Kiwanis International 2013, celebrada en Vancouver (British Columbia) en junio pasado, Adams conoció el stand de Scholastic y pensó que sería una buena idea incorporar el programa “Un Oasis de Lectura” en una de las escuelas de su comunidad. Aprovechó la oportunidad, probó suerte en el sorteo…  Y ganó.
    Ahora, gracias a Scholastic y a su Club Hillsboro Kiwanis, los niños de la escuela elemental W. Verne McKinney disfrutan de “Un Oasis de Lectura” por un valor de USD10.000: bibliotecas con una capacidad para almacenar 1.200 libros nuevos, varios pufs, asientos con cojines, una alfombra con una historia dibujada y un reproductor portátil de CD con auriculares para escuchar libros de audio.
    “Este fue un gran regalo para dar", dice Adams, quien es presidente del Club Kiwanis Hillsboro. “La alfabetización y los libros son indispensables para mantenernos como sociedad y comunidad. Me sentí muy contenta porque una escuela local recibiría esta donación”. —Karen Pyle Trent

  • Kits con artículos escolares para facilitar el trabajo de los estudiantes

    feb 20, 2014
    A member of the Kiwanis Club of Pointe-Noire Humanisme Amitie, Congo, helps distribute school supplies to local students.
    Aprender a escribir ya es una tarea difícil, pero se complica mucho más cuando no se cuenta ni con lápices ni con papel. Si a eso se le suma la dificultad para escuchar o hablar… entonces esta tarea es más difícil aún.
    Por esa razón el Club Kiwanis de Pointe-Noire Humanisme Amitie, en el Congo, entregó a más de 100 estudiantes con dificultades para hablar y escuchar un kit de artículos escolares.
    “Les entregamos a los estudiantes un kit con útiles escolares”, explica el Kiwanis Charles Sauthat. Los kits incluyen artículos indispensables como: mochilas, crayones, anotadores, reglas, lápices, lapiceros, gomas de borrar, tizas y pizarras.
    “Cada año que estos niños regresen a la escuela, nosotros estaremos ahí para proporcionarles lo necesario, porque la mayoría de los padres, como también el gobierno, desconocen las necesidades especiales que los niños sordo mudos tienen para aprender”.
    “Este gesto toca directamente el corazón de los niños a los que enseñamos”, dice Peter Paul Zodialo, director del Instituto para Sordos, en Pointe-Noire. “Estamos seguros que todos los estudiantes utilizarán este kit sabiamente”.  —Catherine Usher
  • Intercambio de grullas de papel

    feb 02, 2014

    Setsuko Sato and paper crane
    Photo by Nobuaki Tanaka

    Uno de los símbolos más representativos de la cultura japonesa es la grulla de papel. Ya que Kiwanis International viajará a Asia para celebrar la Convención 2014 de Tokyo-Chiba, usted está invitado a descubrir este arte ancestral y a conocer a los Kiwanis que asistirán de todas partes del mundo a la misma.

    A continuación le detallamos cómo:

    1º paso: Aprenda cómo se dobla un papel. En la edición de marzo de la revista Kiwanis le presentamos a Setsuko Sato, un maestro del origami y socio del Club Kiwanis  Sendai, en Japón.

    2º paso: Arme una bandada de grullas. La edición de marzo de la revista Kiwanis también incluye instrucciones impresas y en un video de cómo doblar el papel para armar las tradicionales grullas japonesas. Arme 10, 20 o tantas como pueda traer a la Convención de Kiwanis International 2014.

    Acepte el desafío de las grullas de papel y pruebe cuantas grullas puede intercambiar en la Convención de Kiwanis International, que se celebrará en Japón en julio de este año.

    3º paso: Intercambie sus grullas. Es muy sabido que las convenciones de Kiwanis International son el lugar ideal para conocer nuevos amigos de todo el mundo. Como una forma de presentarse, usted puede mostrar sus grullas a los compañeros Kiwanis que conozca, o intercambiarlas con los origamistas Kiwanis.

    4º paso: Comparta el momento. Tómese una foto con su nuevo amigo, posando con sus pájaros de papel y publique la foto en Facebook, Twitter o Instagram.

    Photo credit Flickr user eyesontheroad (License CC BY-NC-SA 2.0)
blog comments powered by Disqus