Blog

  • Feliz cumpleaños a Zyanie también

    ago. 11, 2015
    Zyanie Howell y Kiwanis International cumplen años el 21 de enero… pero con una diferencia de 100 años. Tres clubes Kiwanis de Aruba le dieron la bienvenida a la bebé con varios regalos.

    El 21 de enero de este año, hubo una fiesta de cumpleaños en el Hospital Dr. Horacio E. Oduber en Aruba. Parte de la celebración fue para conmemorar el Centenario de Kiwanis, pero la invitada de honor fue la recién nacida Zyanie Howell, quien nació cien años después de que se fundara Kiwanis: el 21 de enero de 1915.

    Tres clubes Kiwanis de Aruba  —Aruba, Palm Beach y Young Professionals Aruba— enviaron representantes al hospital para entregarles a Zyanie y a su madre un asiento de carro para bebés, un cupón de regalo de una tienda y una cuenta de ahorros.

    “Una vez más, muchas gracias”, escribió en Facebook  Chepita Howell, la mamá de la beba. “Muy amables. Una sorpresa increíble”.

    En Jamaica, el club Kiwanis de Providence-Montego Bay organizó un proyecto similar en el que le entregaron a Zaire varios regalos por el aniversario de Kiwanis.
  • A lo grande

    ago. 11, 2015
    Por mantener una buena comunicación con su comunidad, los Kiwanis de Saddle Brook recibieron un generoso donativo para el evento de recaudación de fondos: canastas con regalos para el sorteo que se realiza durante las festividades del Día de San Judas.  [SM post] 19 socios recaudaron USD 77.000 con un proyecto: ¡Eso implica $ 4.053 por Kiwanis! ¿Cómo lo hicieron?

    En 13 años, el club Kiwanis de Saddle Brook (Nueva Jersey) ha recaudado cerca de USD1 millón para apoyar al Hospital St. Jude Children’s Research. En octubre de 2014, recaudó más de USD 77.000 durante la festividad anual del Día de San Judas.

    Todo esto se realizó con 19 socios.

    "Esto comprueba que no se necesita ser una entidad grande pero si increíble”, expresa el secretario/tesorero Sal Nuccio.

    Nuccio dio las siguientes sugerencias a los demás clubes que deseen realizar un evento de recaudación de fondos importante:

    • Sorprender a la comunidad. Realizar eventos que sean comentados por las personas. Saddle Brook realiza cuatro eventos cada año para beneficiar al hospital St. Jude, incluyendo una degustación de vinos y cervezas en mayo y un juego de azar semanal llamado Queen of Hearts, donde se pueden ganar hasta miles de dólares.
    • Crear relaciones con los negocios para que estos apoyen el evento. Saddle Brook tiene negocios que participan ayudando al club con contribuciones equivalentes a la cantidad recaudada para el St. Jude.  (Algunos negocios piden permanecer en el anonimato para no ser acosados por otras organizaciones).
    • Ayudar a otras entidades y estas lo ayudarán a la vez.  Cuando el cuerpo de ambulancias, de bomberos y de los Veteranos de guerra realizan eventos, los socios Kiwanis prestan su ayuda. Estas organizaciones disfrutan devolviendo el favor.
    • Coordinar fechas del evento con otras organizaciones.  La comunidad siempre respalda lo que usted hace, siempre y cuando respete las fechas de los demás eventos.
    • Preguntar. Aliente a los socios a que pidan a los negocios donar premios, y a los miembros de la comunidad a que asistan a los eventos. Saddle Brook ha recibido heladeras, bicicletas todo terreno y objetos conmemorativos como donaciones. “La comunidad respalda un proyecto porque usted se lo  pide y porque usted participa", dice Nuccio. “Si dicen que no, entonces es no. Eso es todo”.  — Marc D. Allan
  • Personal de auxilio en tiempo real

    jul. 16, 2015
    Los estudiantes de Fort Frances durante todos los días de su jornada escolar están de guardia para responder a los llamados de emergencia.

    En una emergencia cada minuto, cada segundo… cuenta. El club Kiwanis de Fort Frances (Ontario) ha llevado una respuesta extremadamente rápida a la escuela secundaria Fort Frances al capacitar a los estudiantes para que brinden servicios médicos, en forma rápida y eficaz, en casos de emergencia.

    El club Kiwanis ha estado subsidiando fondos  para la capacitación de los estudiantes, para el equipo y para la asistencia a la Conferencia Internacional anual del Seminario en Ambulancias que prestan servicios médicos en casos de emergencias (International Journal of Emergency Medical Services Ambulance Conference), realizada en Washington, D.C. Uno de los ex presidentes del club, John Beaton, es un paramédico de tiempo completo encargado de enseñar la parte práctica para su acreditación.

    “Ofrezco la capacitación de manera voluntaria en la escuela secundaria después del horario escolar”, explica Beaton. “La capacitación consta de 80 horas, lo que lleva aproximadamente tres meses completarla. Luego de finalizada, los estudiantes deben asistir a prácticas mensuales y prestar voluntariado en una variedad de eventos que requieren primeros auxilios".

    Liderados por un socorrista en primeros auxilios con experiencia, tres estudiantes están de guardia todos los días escolares. Han socorrido un promedio de 100 llamadas anuales. Han tratado ataques de ansiedad, emergencias diabéticas, fracturas, hemorragias y pérdidas del conocimiento. Entre las horas de voluntariado de Beaton y la de los estudiantes, el impacto financiero es impresionante.

    “Realizamos aproximadamente 6.000 horas anuales de voluntariado en el programa de primeros auxilios", comenta Beaton. “Si usáramos una cifra en dólar, reflejaría aproximadamente CDN$86.000 al año”.

    Desde que comenzó el programa en el año 2002, 150 estudiantes han dedicado su tiempo y energía para completar el programa. Cinco de ellos se convirtieron en paramédicos, y otros se graduaron en alguna rama de la medicina. — Historia escrita por Cathy Usher
  • El Builders club tiene una vaca

    jul. 16, 2015
    Los terneros abren un camino hacia el corazón de los socios del primer Builders Club de Australia.

    Los estudiantes de la escuela media Christian College, en Geelong, Victoria (Australia) forman parte de algo nuevo: un Builders Club. Es el primero en el país, y el club no pierde tiempo para participar en diferentes actividades.

     Durante la celebración de los 100 años de la fundación de Kiwanis, la revista Kiwanis vuelve a publicar artículos de los logros de los clubes. Esta historia apareció en el año 2001 en la edición de abril de la revista Kiwanis.
    “El proyecto principal del Builders Club es una iniciativa realizada con el club Kiwanis de Brighton para formar un pequeño rebaño de vacas lecheras, en el devastado territorio de East Timor”, cuenta Graham Mould, socio del club Kiwanis de Geenlong, club padrino del Builders Club.

    El proyecto es perfecto para muchos de estos estudiantes porque el trabajo agropecuario no es nuevo para ellos. De hecho, hay una escuela agropecuaria para aquellos chicos que se interesan por el estudio de la tecnología rural, durante un período de ocho semanas. La junta directiva de la escuela permitió el acceso al Builders Club a esta granja.

    Con respecto a la adquisición de las vacas, muchos de los clubes Kiwanis en el Distrito de Australia donaron los fondos para la compra de las mismas. Parte de este dinero también es utilizado para criar y entregar el rebaño de hasta 30 novillas jóvenes. Los socios del Builders club ayudarán a criarlas antes de enviarlas a East Timor.

    “El proyecto de los socios del Builders Club es trabajar con el personal de la escuela y los directores de la granja para asegurarse de que el ganado esté saludable", señala Graham. “Se espera que pequeños grupos de socios del Builders Club reciban un animal y que haya un contacto entre el grupo y el club Kiwanis”.
  • Tierra de extremos

    jul. 16, 2015
    Las bufandas Kiwanis abrigan a los niños de las altas cumbres ecuatorianas, donde la temperatura promedio es de 2°C durante todo el año.

    En las altas cumbres ecuatorianas se ve temprano por la mañana escarcha en el suelo. Como también se la ve en la mayoría de las mañanas en la sombra del volcán Chimborazo que está cubierto por glaciares.

    La temperatura promedio en esta área es de 2°C todos los días del año. De hecho, es una tierra de extremos. Extrema pobreza. Extremo abandono.

    Los niños visten ponchos y usan gorros  pero sin embargo sufren de resfríos y enfermedades pulmonares. Esta es una de las razones por la cual los socios del Club Kiwanis de Ambato manejan 60 minutos para llegar a los páramos con carros llenos de comida y ropa, incluso bufandas abrigadas y bordadas con el nombre de Kiwanis.

    “Durante los últimos seis años, nuestro club ha estado intentando mejorar la calidad de vida de las personas que viven allí”, dice el presidente Fernando Xavier Navarro Avalos. “Aparte del clima extremo, la falta de infraestructura dificulta el desarrollo social”.

    Los niños y sus familias caminan hasta tres horas para reunirse con los kiwanis en una escuela, donde les entregan alimentos y ropa.

    “A pesar de que suene increíble, estos niños aún viven en zonas aisladas muy lejos de las ciudades", añade Navarro. “Ellos desconocen muchas cosas que suceden y existen en nuestro mundo moderno. La forma en que viven los encierra en su mundo compartido con los animales y la Madre Naturaleza".
blog comments powered by Disqus