¿Y si fueras capaz de reconocer un problema y averiguar la mejor manera de resolverlo?

Hay innumerables titulares sobre acontecimientos que nos hacen querer tender la mano y ayudar. La pandemia. Las catástrofes naturales. El hambre. Los sin techo. La lista es interminable.
Pero hay buenas noticias: Podemos hacer algo al respecto. Por pequeño que sea el paso que demos, podemos ir en la dirección correcta para hacer este mundo más feliz, más seguro y más sano para todos.
El primer paso es reconocer lo que tiene que ocurrir. Después, nos ponemos manos a la obra.
Suena difícil, ¿verdad? Pues no tiene por qué serlo. Cada acto de servicio nos acerca más a un mundo mejor.
Las fotos de las páginas siguientes muestran actos de servicio realizados por socios de Kiwanis de todo el mundo. Verá servicio en todas sus formas: desde ayuda médica, educativa y de socorro en caso de catástrofe que cambia vidas hasta eventos culturales y comunitarios en recaudadores de fondos que reúnen a personas de todas las profesiones y condiciones sociales para divertirse. Ayudar a los demás va más allá de construir una casa o financiar un proyecto en beca , aunque muchos miembros lo han hecho. Ayudar a los demás también puede crear experiencias que dejan recuerdos positivos para toda la vida.
Esperamos que encuentres la inspiración para marcar la diferencia.
Sólo tienes que preguntarte: ¿Y si...?

Angelo Ciardella

En tiempos de pandemia

Muchos socios Kiwanis desempeñaron papeles clave en la lucha contra la COVID-19, entre ellos el trabajador de apoyo personal y estudiante de enfermería Angelo Ciardella, socio de Club Kiwanis de Windsor, Ontario, Canadá.

 

 

¿Y si pudiera llegar a los niños dondequiera que estén?

Los niños necesitan ayuda en casa, en la escuela, en los deportes, en los hospitales... en todas partes y en todas partes. Los socios de Clubes Kiwanis ayudan a niños y familias de todo el mundo, ya sea durante un Día Kiwanis evento en Japón, enseñando música en el Instituto para Niños Ciegos de Owinska (Polonia) (arriba) o proporcionando bicicletas a niños de Lesoto (África) (abajo). Hay niños que necesitan ayuda ahora mismo, incluso en tu propio patio trasero. Llegar a ellos a través de Club Kiwanis te ofrece un entorno amistoso para prestar todo tipo de servicios muy necesarios.

 

 

¿Y si pudieras ayudar cuando más se necesita?

Las emergencias son imprevisibles y casi siempre requieren atención inmediata. Clubes Kiwanis lleva más de 100 años preparada para ayudar cuando surge un imprevisto. Cuando los niños de Mongolia necesitan aparatos ortopédicos especiales, Kiwanis está allí. Cuando los huracanes dejan destrucción y devastación a su paso, los socios de Kiwanis están allí para abastecer los estantes con alimentos y suministros sanitarios muy necesarios. Cuando una familia en apuros necesita un lugar seguro al que llamar hogar, la familia Kiwanis está allí con martillos y clavos. Y cuando los refugiados lo necesitan todo para empezar de nuevo sus vidas, Kiwanis está allí para ofrecer ropa, alimentos, suministros, ayuda y una cálida bienvenida. Los Niños necesitan Kiwanis. Las familias necesitan a Kiwanis. Y Kiwanis está ahí cuando más se le necesita.

 

 

 

¿Y si pudieras ofrecer a los niños un lugar seguro para jugar y aprender?

Todos los niños tienen un trabajo que hacer: jugar y aprender. Como adultos, nuestro trabajo es mantenerlos a salvo y asegurarnos de que tienen un lugar donde hacer su mejor trabajo. Clubes Kiwanis a menudo tiene justo el proyecto, ya sea construir patios, espacios de juego y parques de bolas o proporcionar fondos para material escolar y proyectos de clase. En Ankara (Turquía), los Kiwanis ayudó a crear un entorno de aprendizaje creativo y un estudio en una escuela progresista, donde los alumnos utilizan el teatro y el arte para complementar su educación.

 

 

¿Y si pudieras ayudar a los adolescentes de hoy a convertirse en los líderes de mañana?

¿Hay algo mejor que ayudar a los niños a crecer y triunfar? Los socios Kiwanis no lo creen. Por eso dedican incontables horas a trabajar junto a los jóvenes. De hecho, Clubes Kiwanis patrocina los Programas de Servicio y Liderazgo de la organización (K-Kids, Club Builders, Key Club y Círculo K International) para dar a los jóvenes la oportunidad de liderar a través del servicio. Muchas personas atribuyen a su paso por los programas juveniles de Kiwanis el haberles convertido en quienes son hoy, el haberles brindado oportunidades que no habrían tenido de otro modo y el haberles abierto puertas que podrían haber permanecido cerradas. Por ejemplo, los socios de CKI emprenden proyectos grandes y pequeños para lograr cambios positivos en las comunidades, como el proyecto a gran escala proyectos de servicio (arriba) que se lleva a cabo durante muchas de sus convenciones anuales. Harold Ekah (abajo) fue socio de Key Club. Atribuye a un sólido sistema de apoyo su logro de ser aceptado en las ocho escuelas de la Ivy League. "Quiero poder decir que he marcado la diferencia en mi comunidad y en mi mundo, y eso es lo que Key Club realmente me inspiró a hacer", dice Ekah. "Si ves que algo va mal en tu comunidad, tienes el poder de cambiarlo".

 

Harold Ekah

¿Y si pudieras ayudar a la gente a ayudarse a sí misma?

Una cosa es dar una casa a alguien que no la tiene. Otra es trabajar junto a ellos para construir una. Pero eso es lo que hacen muchos socios Kiwanis, por ejemplo, cuando sus clubes colaboran con Habitat For Humanity en proyectos que cambian innumerables vidas. Y los Kiwanis en Nevada no se limita a repartir bicicletas, sino que enseña a personas de todas las edades a repararlas y mantenerlas. En Basilea (Suiza), los socios Kiwanis apoyan una cocina gestionada por refugiados que ofrece más que una comida caliente y formación. También proporciona comunidad y esperanza.

 

 

¿Y si pudiera ofrecer herramientas para llevar una vida más sana?

No todo el mundo tiene acceso a alimentos sanos o a las vitaminas y minerales que necesita a diario, ni siquiera a agua limpia. Pero Clubes Kiwanis en todo el mundo está ahí para ayudar cuando y donde puede. En Japón, los Kiwanis patrocinó una Exposición de Cocina Saludable. En Calgary, el Festival de la Manzana ofrece a los niños la oportunidad de desarrollar un amor permanente por las manzanas. En todo el mundo, los socios de Kiwanis recaudan fondos para garantizar que la sal esté yodada, como parte de la campaña mundial para acabar con los trastornos por carencia de yodo. Y en Guatemala, los socios de Key Club enseñan a los niños técnicas adecuadas para lavarse las manos mientras construyen una estación de agua en la escuela de ese país.

 

 

¿Y si pudieras dar a los niños las herramientas para convertirse en lectores de por vida?

He aquí algunos datos que podrían sorprenderle: Los niños a los que se lee al menos 20 veces al día en minuta están expuestos a casi 2 millones de palabras al año. (La tasa mundial de alfabetización de personas mayores de 15 años ronda el 86%. Pero es importante señalar que unos 775 millones de personas no saben leer, y que los países más pobres siguen teniendo grandes segmentos de población analfabetos. Kiwanis conoce la importancia de la alfabetización y el aprendizaje. A través de innumerables proyectos, los clubes de todo el mundo se centran en leer a los niños, donar libros y garantizar que los libros estén a disposición de los niños y sus familias.

 


Este artículo apareció originalmente en el número de abril/mayo de 2022 de Revista Kiwanis.