Un hallazgo casual en un salón del automóvil regresa más de seis décadas después de su debut. 

Por Paula Vidal, miembro de la Junta Directiva, Lindenhurst Club Kiwanis

Al consultar la página de Facebook Messenger de Club Kiwanis de Lindenhurst, Nueva York, EE.UU., me encontré con una pregunta sobre si nuestro club apoyaba a un Key Club. Respondí que sí: el Key Club del Lindenhurst High School, que cuenta con más de 60 socios que participan en actividades en beneficio de la comunidad. Soy el Kiwanis consejero del Key Club y llevo cinco años reuniéndome con sus socios. 

El remitente era William Boss, residente en otra comunidad del condado de Suffolk. Había visto una campana de Key Club en una feria de intercambio de coches en la que también había vendedores. Boss, que tiene un negocio de objetos de colección, reconoció que la campana era un hallazgo significativo: Había recibido una de la sección local de Kiwanis en 1979, cuando era presidente fundador del Key Club del instituto de Sayville.  

"Fue como un déjà vu", dice Boss. "Apenas podía distinguir la inscripción, que decía: 'Al Key Club del Lindenhurst High School, 1959', pero sabía lo que era".  

El vendedor pidió a Boss 200 dólares, pero acordaron 30. Boss se marchó con el tesoro, se puso en contacto con nosotros y se ofreció a devolverlo a la comunidad de Lindenhurst. 

El club matriz del Lindenhurst Club Kiwanis se fundó en 1950, por lo que el Key Club se fundó en 1959 o estaba en sus inicios cuando se regaló la campana a la escuela. Se desconoce cuándo desapareció la campana.   

Una vez que la campana estuvo limpia y la inscripción más visible, nuestra Club Kiwanis invitó a Boss y al Key Club del Lindenhurst High School directivos a una ceremonia especial. El 11 de mayo, Boss entregó la campana a la presidenta entrante del Key Club, Marissa Howard, estudiante de tercer año. Howard prometió devolverla sana y salva a una vitrina del instituto. 

"Me hace mucha ilusión poder utilizar la campana durante nuestras reuniones y enseñar su historia a los miembros antiguos y nuevos", dice Howard.