La experiencia ha demostrado a Katrina Baranko, presidenta de Kiwanis International, que todo el mundo tiene potencial y la oportunidad de desarrollarlo. 

Para muchos socios Kiwanis, el camino hacia el liderazgo no comienza con una gran ambición personal. De hecho, un viaje de liderazgo a menudo comienza con el aliento de otra persona. Incluso el primer paso llega después de un pequeño empujón de los compañeros kiwanis.  

Así comenzó todo para Katrina Baranko. Baranko, actual presidenta de Kiwanis International 2023-24, llevaba aproximadamente un año como socia del club Kiwanis de Albany, Georgia, Estados Unidos, en 1994, cuando le pidieron que presidiera un comité.  

No rechazó la petición, pero no estaba segura de lo que requería el puesto, y lo dijo. Afortunadamente, sus compañeros de club comprendieron que las funciones de liderazgo suelen conllevar una curva de aprendizaje. 

"Me aseguraron que me apoyarían, que me enseñarían qué hacer, que me darían mi pequeña lista de tareas", dice ahora. "Y lo hicieron". 

Ese apoyo fue decisivo para Baranko. También fue una visión temprana de lo que hace que los papeles de liderazgo parezcan posibles para los kiwanis. 

"Espero que este año fomentemos y hagamos hincapié en la tutoría", afirma. "Es muy importante que toquemos a la gente en el hombro y les pidamos que den un paso adelante, pero también que les aseguremos que, si lo hacen, estaremos ahí para apoyarles y ayudarles a hacer un buen trabajo. Eso es lo que hicieron mis mentores Kiwanis a lo largo del camino". 

Compromiso y comunidad
Esa sensación de sentirse necesitada fue una de las principales razones por las que Baranko se sintió convencida de unirse a Kiwanis. Había trabajado como educadora durante 15 años antes de dejar la profesión para montar su propio negocio de ropa femenina. Pero su trabajo previo con los jóvenes la convirtió en una candidata natural para el club Kiwanis de Albany. 

"Una amiga me pidió que me uniera -al menos seis veces- antes de que le dijera: 'Bien, iré a comer'", dice Baranko, sonriendo al recordarlo. "No iba a rendirme".  

"Me educaron en la idea de que hay que devolver algo a la comunidad que te apoya. Así que pensé: 'Vaya, todos salimos ganando. Ellos están haciendo ese tipo de trabajo y yo puedo subirme a ese vehículo y formar parte de él'".

Resultó que el club había recaudado dinero recientemente para comprar una furgoneta destinada a un refugio local para niños víctimas de abusos, y estaban entregando la llave al director de la organización en la reunión del club a la que acudió Baranko. Fue un momento revelador en cuanto al impacto del club, dice, pero también resonó con su creencia en la comunidad. 

"Me educaron en la idea de que hay que devolver algo a la comunidad que te apoya. Así que pensé: 'Vaya, todos salimos ganando. Ellos están haciendo ese tipo de trabajo y yo puedo subirme a ese vehículo y formar parte de él'". 

Qué distingue a Kiwanis
La carrera educativa de Baranko también le aportó experiencia en una de las principales causas de Kiwanis: el desarrollo del liderazgo juvenil.  

Fue profesora de educación empresarial en el instituto y asesora de Future Business Leaders of America. Durante ese tiempo, descubrió que los talentos más brillantes no siempre pertenecen a las personas más obvias. 

"Muchos de ellos no son los alumnos estrella", dice Baranko. "Para mí era importante ayudarles a encontrar su camino, porque pueden quedarse en el camino. Cuando íbamos a competiciones de distrito y nacionales, algunos de ellos quedaban primeros en algo por primera vez."  

Ese tipo de experiencia continuó con Kiwanis. Uno de sus recuerdos más gratos fue cuando se desempeñó como gobernadora del distrito de Georgia, un cargo que requiere prestar servicio en la junta distrital de Key Club. 

"Había un joven que era nuevo miembro de la junta", dice. "No hablaba, era muy tímido, y tres años después fue elegido gobernador de Key Club de nuestro distrito. Observar su crecimiento, desde que no están seguros de sí mismos hasta que utilizan lo que han aprendido, es algo especial". 

Para Baranko, la familia Kiwanis es inigualable a la hora de crear historias como ésa. "Cuando la gente pregunta quién es Kiwanis, qué nos distingue, eso es lo que digo: Nadie hace liderazgo de servicio para los jóvenes como nosotros". 

Grandes oportunidades
Un punto de énfasis para Baranko en 2023-24 será Builders Club. Como profesora de secundaria, aprendió lo importantes que son los años intermedios de los estudiantes para su éxito futuro.  

"Si no se ha llegado a un niño en la escuela secundaria, puede ser difícil atravesar ese caparazón", dice. "Esos años intermedios pueden ser una época volátil en el desarrollo de un chaval, y es un momento importante para que trabajemos con ellos". 

Baranko considera que el énfasis del presidente de Kiwanis International 2022-23, Bert West, en K-Kids es un excelente elemento de construcción y una forma de ayudar a los socios a ver el alcance más amplio del desarrollo personal. 

"En última instancia, queremos promover a toda la familia Kiwanis", afirma. "Se trata del viaje de K-Kids a Kiwanis". 

"Si no has llegado a un chaval en el instituto, puede ser difícil atravesar ese caparazón. Esos años intermedios pueden ser una época volátil en el desarrollo de un chico, y es un momento importante para que trabajemos con ellos."

El viaje no termina con la edad adulta". Para Baranko, esa es una razón clave para seguir apoyando el crecimiento personal también dentro de los clubes Kiwanis, ya sea que un socio esté activamente interesado en el liderazgo o necesite refuerzo. 

"Creo que las oportunidades de liderazgo están abiertas de par en par para cualquiera que quiera dedicarse a ello", afirma. "Pero no todos decimos: 'Lo haré, lo haré'. Tenemos que estar atentos a las personas con cualidades de liderazgo. Necesitamos gente a la que dar un golpecito en el hombro". 

recuerda Baranko. La primera vez que le propusieron dirigir un comité, se veía a sí misma "más como presentadora que como oradora". Fue útil contar con compañeros que creían que podía cumplir los requisitos en lugar de decirle que no existían. 

"Era importante salir un poco de mi zona de confort", dice. "Resultó ser algo bueno". 

Expectativas y apoyo
Cuando alguien pregunta a Baranko por una función de liderazgo, ella intenta ser específica sobre las obligaciones de un puesto.  

"Debemos ser honestos con respecto a las expectativas de los líderes", afirma. "Pero también debemos dejar en claro que cuentan con apoyo, incluidos los recursos de Kiwanis, los recursos del distrito y la Educación para el Liderazgo de Clubes. Tienen ayuda". 

Incluso las personas que se convierten en administradores de Kiwanis International necesitan aliento. Baranko fue elegida para la junta de Kiwanis International en 2018, y en un principio no tenía intenciones de postularse como vicepresidenta. A medida que avanzaba más de la mitad de su mandato de tres años como fideicomisaria, se mantuvo cautelosa. 

"Me costó un poco, no sabía si quería hacerlo", dice. "Pero (como fideicomisaria) conocí a tanta gente en los distritos y me di cuenta de que quería ser parte de verlos crecer. A veces, cuando voy a un distrito, pienso: 'Ah, sí, por esto soy kiwanesa. Por esto hacemos esto'. 

"A medida que me acercaba a mi tercer año, recibí muchos ánimos de la gente, y decidí que iba a intentarlo". 

Todo un tema
Ahora asume el cargo de presidenta de Kiwanis International. Al igual que sus predecesores inmediatos, considera que el aumento de socios es la tarea primordial de la organización. Dice que es la cuestión de la que se deriva todo lo demás. 

"El liderazgo, la educación y nuestros Programas de Servicio y Liderazgo son importantes", afirma, "pero sin afiliados no tenemos una cantera de líderes entre los que elegir. Y sin miembros, ¿a quién educamos? Sin miembros, ¿quién va a apoyar a nuestros SLP? 

"Para mí, todo es una cuestión. Tenemos que conseguir nuevos miembros". 

Siempre hay retos, añade Baranko, pero cree que es el momento de que los clubes Kiwanis se mantengan positivos y recuerden por qué existen.  

"Sólo tienen que seguir centrándose en el trabajo que hacen: apoyar nuestros programas juveniles y mejorar nuestras comunidades", afirma. "Como les digo, sois la luz en vuestra comunidad. Sois el rayo de esperanza".  

es_MXEspañol de México