Un proyecto Kiwanis plurianual entre Islandia y Canadá une más de 2.700 millas.

Por Julie Saetre

En la orilla oeste del lago Winnipeg, en Manitoba (Canadá), Gimli, una comunidad no incorporada, tiene menos de 2.400 habitantes. Sus primeros colonos europeos procedían de Islandia y establecieron el asentamiento de Nueva Islandia en 1875. Fuera de la propia Islandia, Gimli cuenta ahora con el mayor número de islandeses del mundo y se la conoce como "la segunda Islandia".

En agosto de 2022, el club Kiwanis de Gimli y distrito llevó a cabo un proyecto de varios años con un compañero Kiwanis de Islandia: llevar cascos de bicicleta gratuitos a los niños de la comunidad.

En 2019, el socio del club Gimli Sam Sekhon, entonces administrador de Kiwanis International (2018-21), y su esposa, Terry, viajaron a Islandia para la convención del Distrito Islandia-Faroes y conocieron al kiwaniano Ólafur Jonsson.

Jonsson preside un proyecto distrital de Kiwanis que distribuye gratuitamente cascos de bicicleta a los niños para protegerlos de traumatismos craneales en caso de caída. La iniciativa lleva más de 25 años funcionando con éxito. Los cascos son donados por Eimskip, una empresa de transporte internacional con oficinas en Europa, Norteamérica, Sudamérica y Asia. Sólo en 2022 se distribuyeron más de 4.400 cascos. Cada niño islandés de primer grado recibió uno. En total, la asociación Kiwanis/Eimskip ha llevado cascos de bicicleta a unos 65.000 niños.

Impresionados, los Sekhon pensaron que los niños de Gimli también podrían beneficiarse de un programa así. Se enteraron de que Petur Jokull Hakonarson, director de distrito de Eimskip, trabaja con el distrito Kiwanis de Islandia-Feroe en el proyecto de los cascos.

"Terry es una persona muy persuasiva", dice Sam Sekhon. "Primero convenció a Ólafur Jonsson para que la presentara al representante de Eimskip [Hakonarson]. Luego hizo lo que hace".

Hakonarson aceptó de buen grado ayudar a los niños de la "segunda Islandia". Entonces llegó la pandemia de COVID-19.

Pero Terry siguió en contacto con Jonsson. En junio de 2022, mientras las restricciones por la pandemia seguían disminuyendo, los Sekhon recibieron la noticia de que los cascos prometidos estaban listos para su envío.

 

Trekking a Canadá y a través de Canadá
La ayuda de Jonnson no se detuvo ahí. Se puso en contacto con el director general y el director general adjunto de Icelandair Cargo y les preguntó si podían enviar los cascos desde Islandia a Canadá sin coste alguno. La pareja aceptó, pero Icelandair no podía entregarlos directamente en Winnipeg. En su lugar, el envío llegaría a Toronto.

Esto supuso un nuevo reto para los Sekhons: cómo conseguir que los cascos fueran liberados rápidamente de la aduana canadiense y enviados a Gimli.

Terry, por supuesto, no se dejó amilanar por este último acontecimiento. Pidió ayuda a Ken Allan, entonces gobernador del Distrito Oeste de Canadá de Kiwanis. Allan la remitió a Jim Scott, entonces gobernador del Distrito Kiwanis del Este de Canadá y el Caribe. Scott trabajó con un corredor que se encargó de liberar el envío y de que Loomis Cargo transportara los cascos de Toronto a Winnipeg.

Los 93 nuevos cascos llegaron justo a tiempo para el Festival Islandés de Manitoba. Conocido por los lugareños como "Islendingadagurinn" e inaugurado en 1890 -solo 15 años después de la fundación de Gimli-, esta celebración de la cultura islandesa atrae actualmente a 30.000 personas.

El programa del festival de 2022 ya se había impreso, pero los organizadores del evento trabajaron con Terry para añadir la distribución de cascos al calendario. Finalmente, el proyecto de años se hizo realidad el 1 de agosto de 2022, cuando 60 niños recibieron cascos de ciclista en el escenario principal del festival. Los 33 cascos restantes se donaron a escolares de Gimli.

La espera mereció la pena.

"Las caras de alegría de los niños, sus padres y los dignatarios de Islandia (en Gimli para el festival) hicieron que mereciera la pena", dice Sam Sekhon. "Todo nuestro estrés y tensión se desvanecieron, y eso, para nosotros dos, fue verdaderamente un momento Kiwanis".

 

es_MXEspañol de México